VRAEM - Reportan muerte de 2 miembros de las FF. AA. en enfrentamiento contra terroristas
Sociedad

Lima y Callao pasan a nivel de alerta alto

Ante tercera ola. También otras 23 provincias: Ica, Huancayo, Cusco, Piura, Chiclayo, entre otras. Toque de queda será de 11 p.m. a 4 a.m. Habrá reducción de aforos. Se debe a alza de contagios.

Control. El toque de queda en las provincias con nivel de alerta alto será de 11 p.m. a 4 a.m. Foto: difusión
Control. El toque de queda en las provincias con nivel de alerta alto será de 11 p.m. a 4 a.m. Foto: difusión
Ángela  Valdivia

Lo que se temía. Lima, Callao y otras 23 provincias tendrán nuevas restricciones. Luego de reconocer que ya enfrentamos la tercera ola de COVID-19 en el país, el ministro de Salud, Hernando Cevallos, anunció que varias provincias pasarán del nivel de alerta moderado al nivel alto, en función de los casos que se están presentando. Esto traerá nuevas medidas que entrarán en vigencia al día siguiente de que se publique el decreto supremo respectivo.

En la lista de provincias, además de Lima y Callao, están Huaura, Ica, Pisco, Huancayo, Satipo, Tumbes, Bagua, Sullana, Piura, Sechura, Talara Cajamarca, Jaén, Chachapoyas, Trujillo, Pacasmayo, Santa, Chiclayo, Cusco, Puno, Tacna, Mariscal Nieto e Ilo. Vale mencionar que seis de ellas ya se encontraban en el nivel de alerta alto.

Este cambio origina que se modifique el horario del toque de queda que ahora será de 11 p.m. a 4 a.m. Además, los aforos de distintos establecimientos se reducirán.

Ahora bien, el ministro señaló que ‘’no se modifica el cuadro del decreto supremo anterior’', haciendo referencia al DS N° 186-2021-PCM. En este figura que, por ejemplo, las tiendas en general, centros comerciales, galerías, conglomerados y tiendas por departamento tienen un aforo del 40%, mientras que con el nivel de alerta moderado tenían hasta 60%.

Otros espacios como templos y sitios de culto, bancos y otras entidades; tiendas de abastecimiento de productos básicos, así como gimnasios, también deberán reducir sus aforos máximos.

Pese a que el martes por la noche se había dicho que habría más medidas, estas no se anunciaron ayer. Sin embargo, el titular del Minsa comentó que se encuentran en una evaluación permanente, por lo que en los próximos días se darían a conocer algunas decisiones complementarias, de acuerdo a cómo marche el curso de la pandemia y el número de contagios que se presente.

Antes de dar a conocer las medidas, Cevallos reiteró que la tercera ola se determinó por los casos y la velocidad que han tenido en las últimas semanas. Recordó que, según cifras oficiales, a finales del 2021 se pasó de más de 11.000 contagios a un número superior a 14.000. ‘’Esto significa que en la ciudad de Lima se duplicó la cantidad de casos y a nivel nacional el incremento fue mayor del 50%’’.

Asimismo, dijo que el nivel de contagios se debe a dos variantes: la delta y la ómicron, que pese a ser nueva ‘’se viene dando de manera bastante acelerada y rápida, lo cual nos obliga a redoblar las medidas’'.

Y también repitió que es esta nueva variante la que ha pasado a ser la predominante en Lima y pronto lo sería en el país.

Demanda. Hubo colas, desinformación y pocas pruebas en los centros de atención del Minsa. Foto: URPI - GLR

Primer nivel de atención

El martes, el ministro y el viceministro de Prestaciones y Aseguramiento en Salud, Augusto Tarazona, habían adelantado algunas acciones que se tomarán como respuesta frente a la tercera ola, que incluía reforzar el primer nivel de atención, aunque también el nivel hospitalario.

Por ejemplo, se señaló que se implementarán 750 puntos de diagnóstico COVID a nivel nacional, en donde también se ofrecerán medicamentos, pero, sobre todo, se dirigirá a los pacientes ya sea a un centro de aislamiento o a su domicilio. Esto para evitar saturar los hospitales.

También se anunció que se esperaba disponer de 465 plantas de oxígeno, de las cuales 400 ya han sido verificadas y funcionan correctamente.

En esa línea, se precisó que en los centros de aislamiento hay 3.000 camas para los pacientes y así se cortará la transmisión. También los centros de oxigenación temporal cuentan con la misma cantidad de espacios. ‘’La idea es que en este nivel se pueda contener la pandemia’', manifestó Cevallos.

En tanto, se dispuso que los establecimientos de salud I.3 y I.4 amplíen sus horarios de servicio a 24 horas. Y respecto al fortalecimiento hospitalario, se detalló que hay 2.268 camas con cánulas de alto flujo y que se espera la llegada de 300 camas UCI la próxima semana, así como otras 300 en febrero próximo, además de camas UCI adicionales que llegarán en los siguientes meses.

El fortalecimiento de las capacidades del personal de salud también se tiene en cuenta. Por ello se ha dispuesto que se capacite a 5.000 profesionales para suplir el déficit existente. Los médicos generales ya han tratado a pacientes en la primera y segunda ola, se informó.

‘’También se ha dispuesto el fortalecimiento de la unidad de telemedicina y líneas de call center’', agregó el titular del Minsa. Y se ordenó la contratación de trabajadores para el Instituto Nacional de Salud (INS), de tal manera que se amplíe la capacidad operativa para analizar pruebas moleculares y de antígeno. Pero para este objetivo también se piensa establecer convenios con universidades y algunos sectores privados, ya que el fin es incrementar las posibilidades de que la población se realice las pruebas necesarias.

En tanto, Cevallos aseveró ayer que ha pedido al Congreso que apruebe la ley de doble percepción remunerativa, que permitirá a los médicos intensivistas laborar en dos instituciones públicas. A la fecha, de 700 médicos con esta especialidad, solo 600 prestan servicios públicos y no es suficiente.

Hospitalización

Cabe indicar que a la fecha hay un 25% de ocupación de camas hospitalarias a nivel país, por lo que aún existe un techo; no obstante, en el caso de las camas UCI la cifra asciende al 50%, aunque en Lima y el norte los números son mayores.

Tal como se ha señalado desde hace tiempo, los que más ocupan las unidades de cuidados intensivos son las personas no vacunadas.

El viceministro Tarazona indicó que en la actualidad se dispone de 1.800 camas UCI para pacientes COVID y que en caso sea necesario este número se puede ampliar hasta el doble, pero ‘’es importante señalarles que todos estos recursos tienen un tope’', agregó.

La vacunación del 80% de la población objetivo ha permitido que las camas no se ocupen masivamente con pacientes COVID-19, pues los casos, en su mayoría, solo presentan cuadros leves. Cevallos reiteró en la conferencia del Consejo de Ministros la importancia de aplicarse la dosis de refuerzo, debido a que esta reduce ‘’hasta en un 50% o un poco más el riesgo de contagiarse’'.

Es importante recordar que el 90% de las personas que fallecieron en el segundo semestre del 2021 no estaban vacunadas.

Pruebas disponibles para todos

En los últimos días se ha registrado un gran incremento en el número de personas que acuden a realizarse pruebas de descarte. Debido a ello también se han presentado algunos inconvenientes, como largas colas y desinformación.

El ministro Cevallos aclaró que no se requiere de una orden médica ni pasar por ninguna consulta previa para que alguien se realice una prueba de descarte.

Añadió que se han comprado 2,8 millones de pruebas moleculares. En tanto, se supo que hay un stock de 7,8 millones de pruebas de antígeno. Y está disponible la directiva de comprar más pruebas de ambos tipos de testeo.

También recordó que las pruebas son gratuitas, por lo que ante cualquier cobro irregular se debe denunciar.

Demanda de camas UCI y los centros de tamizaje en Lima

Infografía - La República

Infografía - La República