Cusco: comunidad de Camaná amenaza con cerrar válvulas de Camisea

Comuneros acusan a la empresa TGP y Pluspetrol de un supuesto incumplimiento de compromisos sociales y ambientales.

Camisea. Comunidad es área de influencia de los yacimientos. Foto: referencial/ La República
Camisea. Comunidad es área de influencia de los yacimientos. Foto: referencial/ La República
LR Sur

La comunidad nativa de Camaná, ubicada en el ámbito del proyecto Camisea, en el distrito de Megantoni (La Convención) amenaza con protestas. Su jefe José Cruz Pacaya, dijo que están dispuestos a cerrar las válvulas de gas. En el 2019 ya lo intentaron. Acusan a la empresa TGP (Transportadora de Gas del Perú) y Pluspetrol (operador del Consorcio Camisea) de un supuesto incumplimiento de compromisos sociales y ambientales.

Cruz y otros dirigentes de los pueblos originarios del Bajo Urubamba se encuentran en Lima a la espera de una reunión con la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) pactada para mañana a las 10. “Esperamos llegar a un acuerdo porque ya hemos esperado bastante”, dijo. Uno de sus reclamos es la indemnización por los efectos del derrame que se produjo en enero del 2016.

Según el dirigente, recién el año pasado, accedieron al informe completo del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) que certificaría el daño. “Desde el 2016 venimos reclamando, las empresas nos dijeron que era un incidente menor, pero ahora tenemos el informe en mano que comprueba que, sí hubo derrame”, subrayó.

PUEDES VER: Cusco recibió casi medio millón de visitantes en el 2021

Según los comuneros nativos de Camaná, los daños ambientales afectaron su salud y sus recursos naturales. Dicen estar ubicados a 40 kilómetros del lote 88. Cruz contó que luego del derrame diferentes especies de peces como bocachico, carachama, doncella, aparecieron muertos a orillas del río Urubamaba. Esta localidad se encuentra a días de distancia de Cusco. Se debe viajar en transporte terrestre por más de 10 horas y unas 15 en peque peque (transporte fluvial). Según sus dirigentes, la comunidad nativa carece de puestos de salud, saneamiento básico y electrificación. Al igual que en todas las comunidades de Camisea, cocinar a gas (Gas Licuado de Petróleo), es un lujo. El balón supera los s/120.

Descargos

En un comunicado, TGP aclaró que no ha generado ningún daño ambiental en la comunidad nativa de Camaná y realizó sus descargos sobre este caso.

Comunicado TGP. Foto: TGP