Sociedad

Seamos más solidarios con los niños con TEA que sufren por pirotecnia

Estruendos del dolor. Su venta y uso está prohibido pero como en el Perú somos campeones en burlar la ley, eso no se cumple. Estruendos provocan daño en niños con TEA.

Niños con TEA. Sufren con las detonaciones, el ruido les causa una conmoción particular en el cerebro.
Niños con TEA. Sufren con las detonaciones, el ruido les causa una conmoción particular en el cerebro.
Deysi Pari

Lo que para unos es sinónimo de diversión en estas fiestas de Navidad y Año Nuevo, para otros es sufrimiento y hasta dolor físico. Esto último es lo que causa la pirotecnia en niños diagnosticados con trastorno del espectro autista (TEA), personas mayores y en los animales.

En Arequipa, se ha emprendido una campaña denominada Perú sin pirotecnia, en la que se unieron instituciones gubernamentales como la Municipalidad Provincial de Arequipa y la Policía Nacional y organizaciones como Scanpe Perú y la asociación Niños con Autismo.

La campaña se promociona en redes sociales con una pegajosa canción que invita a reflexionar a la ciudadanía sobre el uso de la pirotecnia. “Boom, costumbre que afecta a todos, boom, detonantes, cohetones, truenos, falta de respeto jugando con fuego expones la salud del pueblo”, dice el tema musical.

Sin embargo, esto no parece suficiente para hacer reflexionar a la ciudadanía acerca del peligro, daño a la salud y al medio ambiente que significa el uso de la pirotecnia. De acuerdo a la Policía Nacional, solo en diciembre, se incautaron tres toneladas de pirotécnicos que eran comercializados en distintos puntos de la ciudad.

Perjuicio a niños con TEA

La pirotecnia en los niños diagnosticados con trastorno del espectro autista, debido al ruido intenso, ocasiona episodios de estrés, que entren en crisis, o que incluso se autolesionen. Así lo explicó la presidenta de la asociación Niños con Autismo, Rosa Vásquez.

De acuerdo al Ministerio de Salud, los niños con TEA “tienen un funcionamiento cerebral muy distinto al de otras personas, haciéndolos más sensibles a los sonidos que perciben”.

Por ello, los estruendos de los pirotécnicos les genera un alto nivel de ansiedad y estrés. Algunos niños se ponen tan tensos que lloran, gritan, se tapan los oídos de forma desesperada.

La gente no entiende que esto termina siendo doloroso para ellos. Es tan fuerte la magnitud en la que ellos sienten el sonido que les causamos dolor. De la parte emocional y sensorial, pasamos a un nivel físico”, explicó Vásquez.

Vásquez recomendó a los padres de familia hablar con sus vecinos y explicarles que los festejos por Navidad y Año Nuevo no tienen que ser bulliciosos.

Si no es posible contactar a la comunidad, sugirió que los padres de familia puedan adquirir audífonos que ayudan a bajar los decibeles, esto podría ayudar a que los menores no pasen tan malos momentos. En el mercado se pueden encontrar estos audífonos desde 25 soles.

Vásquez mencionó que no solo los niños con TEA sufren por la pirotecnia, sino también los ancianos, bebés y menores con necesidades especiales.

Ella manifiesta que hacer entender a la ciudadanía este concepto es un trabajo que conlleva muchos años. “No nos han enseñado lo que significa la empatía”, dice.

En las mascotas

La asociación Scanpe Perú pidió a la ciudadanía no ser insensible ante el sufrimiento de los animales, como los perros y los gatos. De acuerdo a médicos veterinarios las mascotas sufren estrés, lo que puede manifestarse mediante el llanto, hasta una convulsión. Por ello, los animales se esconden al escuchar los estruendos.

Ante ello, el subgerente de Educación y Cultura de la Municipalidad Provincial de Arequipa, Nilo Cruz Cuentas, pidió a la comunidad arequipeña tomar conciencia en estas fiestas.

UDEX incautó más de tres toneladas de pirotécnicos

La Unidad de Desactivación de Explosivos (UDEX) incautó este mes más de tres toneladas de productos pirotécnicos que se almacenaban de manera ilegal en ferias de la ciudad. Las dos intervenciones más grandes se realizaron el martes 21 en la Feria Los Incas. El operativo dirigido por la fiscal de Prevención del Delito, Esther de Amat decomisó 500 kilos de “fuegos artificiales”, de un solo propietario. Se presume que la mercadería estaba lista para distribuirse clandestinamente a diversos negocios. El jueves por la noche, los agentes de UDEX también dieron otro golpe. Incautaron otra media tonelada del Centro Comercial Sur Andino, ubicado entre la av. Vidaurrázaga con Los Incas.