Sociedad

Más rectores se oponen a proyectos de ley contrarios a la reforma universitaria

Posiciones. Autoridades de la UNI, la UNSA, la PUCP y la UPCH consideran que las iniciativas son un retroceso y solicitan al Pleno del Congreso no aprobarlas. Esta es una posición diferente a la mostrada por sus colegas de San Marcos, de La Cantuta y de las no licenciadas que respaldan cambios en la Sunedu. Ejecutivo califica de “no adecuadas” las propuestas, aunque no descarta ajustes.

El dato. Rectoras de San Marcos y La Cantuta manifestaron en el Congreso su respaldo a los proyectos para incorporar en la Sunedu a representantes elegidos por las universidades. Foto: Congreso
El dato. Rectoras de San Marcos y La Cantuta manifestaron en el Congreso su respaldo a los proyectos para incorporar en la Sunedu a representantes elegidos por las universidades. Foto: Congreso
Milagros Berríos

En las últimas semanas se ha observado la presencia de varios rectores en el Congreso a propósito de las iniciativas legislativas que cambian la ruta de la reforma universitaria. Por un lado, Jeri Ramón, de San Marcos (UNMSM), aduciendo la falta de “autonomía”, planteó que se modifique la conformación de la Sunedu. Por otro lado, las autoridades de las no licenciadas respaldaron un salvataje para volver a ser evaluadas por la Sunedu.

Estos rostros fueron los más visibles, pero no son los únicos. Otros rectores, tanto de públicas como privadas, rechazan los dictámenes aprobados por la Comisión de Educación al considerarlos un retroceso. Manifiestan que mantienen su autonomía, aunque algunos plantean reajustes en la Sunedu, sin que esto signifique formar parte de ella. Es más, piden que el Pleno no respalde estos proyectos, cuya inclusión en la agenda de hoy aún está en suspenso.

Desde la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), el rector y sus 11 decanos han mostrado su desacuerdo con la posibilidad de retornar a una figura similar a la extinta Asamblea Nacional de Rectores (ANR) y consideran que las propuestas debilitan la reforma. “No queremos dar un paso atrás. Eso no significa que Sunedu no haya cometido errores y se haya excedido, pero eso no lleva a la UNI a apañar las posiciones mercantilistas que se debaten hoy y representan un extremo”, señaló a La República el rector Alfonso López Chau.

En esa línea, planteó que el consejo directivo de la Sunedu se mantenga bajo los mecanismos de la Ley Universitaria, pero que el superintendente sea elegido como se hace con los rectores; es decir, por votación universal y directa de todos los docentes y estudiantes; y ya no por el ministro de Educación.

Agregó que “en sustancia” la autonomía se mantiene vigente y que frente al pedido de una segunda oportunidad a no licenciadas “se debe cumplir la ley”.

Otro rector que también rechaza estas iniciativas es Hugo Rojas, de la Universidad Nacional San Agustín (UNSA) de Arequipa. Para él, esto se trata de una “especie de engaña muchachos” con la falsa defensa de la autonomía. Esta medida, agregó, busca volver a lo anterior, desactivar la Sunedu y dar oportunidad a las denegadas. “Los congresistas han demostrado, a través de su historia, y, esto es un ejemplo, que se transforman en mercenarios. Ayer fueron mercenarios de las publicaciones, hoy de la industria que fuese. Y hoy están siendo mercenarios de los grupos de poder que quieren seguir lucrando con la educación”, dijo.

Por su parte, el vicerrector académico de la Universidad Nacional de Trujillo, Juan Villacorta, señaló que la Sunedu ha cumplido un papel importante, sobre todo en el licenciamiento, aunque habría que hacer reajustes para el acompañamiento a las universidades que no son de Lima. “Es una mejora continua. Debemos ir revisando. La reglamentación nos rige a todos y, en particular, respetando la autonomía. Si no hay eso, prácticamente las universidades estarían maniatadas, pero autonomía no significa libertinaje, sino debe haber un sistema de regulación”, dijo ayer durante una sesión convocada por la congresista Flor Pablo.

Posición de privadas

Junto a la UNSA otras 15 universidades han mostrado de forma colectiva su rechazo a estas iniciativas argumentando que ningún cambio legislativo debe afectar las características esenciales del ente supervisor. Entre ellas también está la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), cuyo rector Carlos Garatea considera que esto representa un peligro directo al avance de la reforma y son una clara señal de retroceso.

“Cuando se habla de darles una segunda oportunidad, se trata, en primer lugar, de universidades que no cumplen con las condiciones mínimas de calidad. ¿Y qué es lo que se quiere hacer? Que los estudiantes que ya pasaron por ahí regresen a esas aulas. Esto es como promover una doble estafa”, afirmó.

Sobre el proyecto “que restablece la autonomía universitaria en el Perú”, dijo que esta última ya está garantizada en la Constitución y en la Ley Universitaria. “Está en riesgo perder la necesidad de una institución que regule y vele, justamente de manera autónoma, por el cumplimiento de las condiciones”.

Añadió que el modelo actual garantiza que el ente regulador tenga miembros imparciales y no vinculados, incluso, a las universidades denegadas.

A su vez, Patricia Campos, rectora de la Universidad privada Católica Santo Toribio de Mogrovejo, de Chiclayo, calificó de “retroceso” ambos proyectos y aseguró que las universidades ya son autónomas. “Yo he participado en la ANR, representando al rector, y los procesos eran diferentes. Pensamos que, a raíz de la Sunedu, esto se organizó mejor”, dijo a RPP, sin descartar la posibilidad de mejoras en dicha entidad.

A esto se suma lo dicho por Enrique Castañeda, de la Cayetano Heredia, quien considera que estas iniciativas pretenden volver a un modelo anacrónico que no garantiza la calidad. “Este sistema lo que haría es regresar a que los rectores puedan evaluar la calidad de las universidades, algo no visto en ningún país del mundo”.

Símbolo del pasado. Esta es la conocida fachada de la universidad Telesup, en SJL. Foto: difusión

Se llegó a un consenso

Tras una posición poco clara en el Ejecutivo frente a este golpe a la reforma universitaria, el tema finalmente fue tratado por el Consejo de Ministros. Según la jefa del gabinete, Mirtha Vásquez, en lo que coincidieron, incluido el titular de Educación, Carlos Gallardo, ha sido en que estos dos proyectos no les parecen los adecuados para mejorar la calidad educativa.

“Este Gobierno apoya la calidad en la educación universitaria. En ese sentido, no queremos que existan retrocesos, sino avances y eso pasará, seguramente si es necesario, por hacer algunos ajustes”, afirmó.

En tanto, el superintendente Oswaldo Zegarra ratificó que si estas iniciativas se convierten en ley esperan que el Ejecutivo las observe y que, por su parte, acudirán al Tribunal Constitucional con acciones de inconstitucionalidad, como ya lo había informado a este diario.

San Marcos, La Cantuta

Por su parte, la rectora de San Marcos, quien respalda la iniciativa para cambiar la conformación de la Sunedu, aseguró que no se habla del retorno a la ANR y lo que se pide es la autonomía de dicho órgano para que no dependa del poder político de turno. “Eso no va a desestabilizar porque vamos a seguir buscando la calidad”.

Dicha propuesta, que también tiene la venia de la rectora de La Cantuta, Lida Asencios, plantea que las universidades sean las que elijan a tres miembros del consejo directivo. Hoy, según la ley, ellos deben ingresar por concurso público.

En Puno, un grupo de estudiantes de la Universidad Néstor Cáceres de Velásquez, con licencia denegada, bloquearon ayer una vía para pedir una segunda oportunidad a la Sunedu. “No hemos sido calificados como debe ser”, dijeron. Sus autoridades se han reunido con Esdras Medina, presidente de la Comisión de Educación.

Sobre este tema, las universidades públicas señalan que si bien hay exámenes de traslado, muchos alumnos optan por no postular o no superan los puntajes mínimos. Piden prestar atención a ese problema.

“El TC validó la reforma universitaria”

Al igual que su colega Eloy Espinosa-Saldaña, la magistrada del Tribunal Constitucional Marianella Ledesma precisó que el Pleno del TC ha validado la constitucionalidad de la reforma universitaria.

El exministro de Educación Jaime Saavedra dijo que este proceso tiene que profundizarse.

Los rectores coinciden en la urgencia de atender problemas presupuestales con miras al nuevo licenciamiento.

Reacciones

Hugo Rojas, rector de la UNAS

“Lo único que hacen estos proyectos de ley es engañar diciendo que ‘recuperan’ la autonomía y ‘defienden’ a los miles de estudiantes que quedaron afuera. Es mentira. La mayor parte de universidades serias han avanzando”.

Alfonso López Chau, rector de la UNI

“Estas iniciativas debilitan la reforma universitaria. La UNI tiene una posición equidistante de quienes pretenden retornar a la ANR y equidistante de la forma en que se elige al superintendente de la Sunedu”.

Carlos Garatea, rector de la PUCP

“Pedimos que el Pleno rechace estos dictámenes porque es momento de que tomemos decisiones en serio sobre el futuro de la educación universitaria (...) La reforma en el Perú es una de las pocas que no han fracasado”.