Fue sepultado Liams, el niño víctima de la inseguridad ciudadana en Trujillo

Sus restos fueron llevados al cementerio general del centro poblado de Miramar, en el distrito de Moche.

Familiares salieron de su casa cargando el ataúd. Foto: difusión
Familiares salieron de su casa cargando el ataúd. Foto: difusión
LR Norte

El miércoles 8 de diciembre, al promediar la una de la tarde, fueron sepultados los restos del niño Liams, el menor que fue asesinado con una bala perdida el sábado 4 de diciembre en su domicilio ubicado en la calle San Andrés n.º 762, del centro poblado de Miramar, en el distrito de Moche.

El cuerpo fue llevado en su ataúd en medio de una multitud de acompañantes hasta el cementerio general del centro poblado de Miramar.

Cuerpecito fue velado en su domicilio de la calle San Andrés n.º 762, del centro poblado de Miramar. Foto: difusión

Su padre Ángel Ricardo Loyola Pulido (34), chofer de carga pesada, comentó que su hijo estaba contento porque el otro año iba a empezar sus clases presenciales. “Me decía ‘papá, ya voy empezar a estudiar que me compres mis útiles’”, contó.

PUEDES VER La Libertad: detienen a mujer que habría asesinado a su menor hijo

Señala que su hijo iba a hacer una fiesta de promoción del nivel inicial y el otro año empezaría el nivel primario. “No le dejaron ni que haga su fiesta de promoción a mi hijito, me lo arrebataron de la noche a la mañana, saliendo de la puerta de mi casa”, agregó muy compungido.

“Lamentablemente no estamos seguros ni en la puerta de la casa, en cualquier momento nos disparan sin explicaciones”, indicó.

“A mi hijo le gustaba jugar al fútbol. Recuerdo que, hace una semana, lo lleve al grass sintético que inauguraron hace poco en el barrio y le gustaba practicar el fútbol. Es zurdo y tenía dotes para deportista”, recordó Ángel Loyola.