Cusco: el diálogo en el corredor minero del sur continúa bloqueado y entrampado

Manzana de la discordia. Comunidades Chumbivilcas aspiran a ser proveedores de MMG Las Bambas en el servicio del transporte. No se ponen de acuerdo en los montos económicos.

Interrumpida. Vía minera del sur presenta bloqueos en la comunidad de Cruzpampa del distrito de Capaccmarca. Foto: La República
Interrumpida. Vía minera del sur presenta bloqueos en la comunidad de Cruzpampa del distrito de Capaccmarca. Foto: La República
Zaida  Tecsi

La huelga de las comunidades de la provincia de Chumbivilcas que bloquea el corredor minero del sur casi cumple dos semanas. Los intentos del Ministerio de Energía y Minas (Minem) por retomar el diálogo fracasaron el último martes, también se incrementaron los puntos de bloqueo en la vía. La reunión en el distrito de Capaccmarca no logró acuerdos.

El entrampamiento del diálogo se encuentra en las discrepancias sobre cómo se insertarán a las comunidades a la cadena de valor de la empresa Las Bambas. Aunque la minera aceptó tenerlas de proveedoras, su propuesta económica, no es convincente para los comuneros.

Víctor Villa, asesor de las comunidades, explicó que Las Bambas propone admitir el alquiler de 12 unidades para transporte de concentrado de minerales, 12 camionetas para liderar los convoyes y el mantenimiento de la vía. Sin embargo, las comunidades exigen que sea el 20% del total de la flota. Sus cálculos señalan 75 camiones y 50 camionetas.

PUEDES VER: Mujer cuida a su alpaca de la lluvia y le coloca un poncho impermeable

Otra diferencia y tal vez, la más determinante es el precio que está dispuesto a pagar la empresa por el alquiler. “A las comunidades les ofrecen dos mil dólares por mes en el caso de los vehículos de transporte de concentrados, pero a sus actuales proveedores les pagan tres mil 500 por cada viaje. Son precios diferenciados y discriminatorios que las comunidades no están dispuestas a aceptar”, argumentó.

Villa señaló que los representantes del Minem se comprometieron a verificar los pagos a los otros proveedores e indagar por la diferencia respecto a lo que se ofrece a las comunidades. Según el asesor, solo la mejora de la propuesta de Las Bambas permitiría avanzar en el diálogo.

Garantiza que siendo las comunidades proveedoras garantizará la paz en el corredor minero. “Se entablaría un nuevo modelo de gestión social que permitirá a las comunidades lograr recursos para la ejecución de sus proyectos”, agregó.

Nuevos conflictos

Las 14 comunidades podrían dividirse en torno a sus reclamos contra Las Bambas. Al menos, Daniel Collque, presidente de la comunidad de Collana del distrito de Velille (Chumbivilcas), dijo que lucharán por su propia plataforma. Indicó que 21 kilómetros del corredor minero están en su comunidad y que congregan a más de mil pobladores. “Nosotros priorizaremos el tema medio ambiental. Estamos tranquilos sin esos carros que pasan con minerales”, indicó el dirigente.

Afectación económica en Apurímac

La representante de la Confederación de Emprendedores y Empresarios de Challahuahuacho, Sandra Guzmán, dijo que la afectación económica en el distrito apurimeño es incalculable debido a la huelga. Indicó que los negocios como restaurantes, hoteles, lavanderías están desesperados debido a la falta de actividad. La dirigente cuestionó la huelga cusqueña y dijo que los reclamos de esa índoles, ser proveedores de Las Bambas, no les corresponde. “La norma es clara. Nosotros, Challhuahuacho, por ser donde opera la minera, somos los proveedores”, alegó.