Piura: Fiscalía denuncia a alcalde y tesorero por obstruir investigación de presunta corrupción

Los funcionarios no contestaron el celular y se negaron a toda costa a brindar el acceso del programa del Sistema Integrado de Administración Financiera (SIAF).

Municipio se encuentra investogado por presunta corrupción. Foto: Ministerio Público
Municipio se encuentra investogado por presunta corrupción. Foto: Ministerio Público
Wilson  Siancas

Las investigaciones por la presunta malversación de los recursos del Estado en la Municipalidad de El Alto, en la provincia de Talara, fueron obstaculizadas por el alcalde alteño, Jimmy Montalván Campaña como el tesorero José Charly Castillo Murga, denunció el Ministerio Público.

Alcalde de El Alto se negó a entregar celular. Foto: El Regional

El fiscal de la fiscalía provincial del Segundo Despacho de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de funcionarios de Sullana, Jack Milton Trelles Burneo, fue advertido por los fiscales, José Antonio Hernández Martínez y Miguel Felipe Saldarriaga Antón, de que los funcionarios no contestaron el celular y se negaron a toda costa a brindar el acceso del programa del Sistema Integrado de Administración Financiera (SIAF).

PUEDES VER: Suscribirán convenio para mejorar transporte urbano en Castilla, Catacaos y 26 de Octubre

Los representantes de la Fiscalía levantaron un acta y procedieron a denunciarlos ante la fiscalía territorial correspondiente, en este caso la fiscalía provincial Mixta Corporativa del distrito de Máncora.

El acta también consigna un pantallazo hecho al celular de uno de los fiscales responsables de las diligencias en la comuna alteña, quien a través de un mensaje al WhatsApp del celular advierte al alcalde Montalván Campaña su omisión para que facilite a través del tesorero municipal la entrega de la data SIAF.

Cabe indicar que el allanamiento documentario y de varios CPUS de la comuna alteña, se desarrolló luego que la ciudadana Milagros Mancilla, denunciara días antes, una presunta malversación de los recursos del Estado a través de “encargos internos” otorgados a varios funcionarios por un monto que supera el 1 200 000 soles que hasta el momento no han sido sustentados.