ELIMINATORIAS QATAR 2022 - Revisa aquí la tabla de posiciones actualizada

Las amenazas contra la reforma universitaria no se detienen

Sunedu en la mira. Congresistas quieren volver al esquema de la ANR y dar otra oportunidad a universidades sin licencia. Desde el 2014, Ley Universitaria ha sido atacada por grupos parlamentarios.

Promotor. Esdras Medina preside Comisión de Educación y es impulsor del proyecto que busca volver a la ANR. Foto: difusión
Promotor. Esdras Medina preside Comisión de Educación y es impulsor del proyecto que busca volver a la ANR. Foto: difusión
Ángela  Valdivia

La reforma universitaria ha estado bajo amenaza desde su inicio, en el 2014. Cada periodo legislativo ha traído intentos de sabotear lo avanzado y este no es la excepción. Desde que los congresistas se instalaron han ingresado proyectos que buscan debilitar a la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), así como permitir que las universidades denegadas tengan otra nueva oportunidad de licenciarse, saltándose las reglas.

En esa línea, uno de los mayores peligros es el proyecto de ley “que restablece la autonomía universitaria en el Perú”, presentado por Esdras Medina (Renovación Popular), quien es presidente de la Comisión de Educación. Este propone que el Consejo Directivo de la Sunedu sea elegido por los rectores de universidades, lo cual se asemeja a la extinta Asamblea Nacional de Rectores (ANR).

PUEDES VER: Congresistas se unen en defensa de la reforma universitaria

Al respecto, el titular de la Sunedu, Oswaldo Zegarra, sostiene que no es conveniente volver a este modelo a través del cual los regulados elegían a quienes debían supervisar. “Se argumenta que quienes lideran la Sunedu no conocen la realidad de la universidad peruana. Eso es falso. El Consejo Directivo, que es la máxima instancia de la Sunedu, está conformado por siete profesionales con larga trayectoria en universidades”.

Durante la exposición del citado proyecto ante la Comisión de Educación, la rectora de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Jeri Ramón, y de la Enrique Guzmán y Valle, Lida Asencios, respaldaron la iniciativa. Ellas manifestaron que no cuentan con autonomía, ya que dependen del Ministerio de Educación (Minedu), lo que dificulta sus procesos.

Fachada. La universidad Telesup sería una de las beneficiadas con norma que incumple la Ley Universitaria. Foto: difusión

En esa línea, Zegarra indica que el argumento de que la Sunedu atenta contra la autonomía universitaria es falso.

“Ya el Tribunal Constitucional se pronunció. En su sentencia del 15 de noviembre del 2015 señala (que) ‘si bien es cierto que la autonomía universitaria garantiza la independencia de las universidades (...), también lo es que la misma no le da carta blanca para actuar abusando de una libertad irrestricta’”.

PUEDES VER: Esdras Medina insiste con proyecto que busca revivir la Asamblea de Rectores

Sunedu se debilita

Para el exministro de Educación Daniel Alfaro, el proyecto de Medina “sería un retroceso (…) porque no existe ni lógica ni tampoco evidencia que respalde que se genera una mayor calidad de servicio cuando el regulado elige a su regulador”.

Agrega que la fórmula de la ANR “detonó justamente en una disminución de la calidad de la educación, con impacto en la generación de poca inserción laboral de los estudiantes”. Precisamente, añade, la reforma universitaria ha logrado que las investigaciones aumenten.

“Si tú comparas el número de documentos indexados (...) los cuatros años después de la reforma crecieron en 100% con respecto a lo producido cuatro años antes”. Además, Alfaro asevera que un resultado vital es que la inversión pública en universidades ha crecido.

PUEDES VER: Rectora de UNMSM solicita extender plazo para obtención de grados a profesores universitarios

En tanto, Jorge Mori, exdirector de Educación Superior Universitaria (Digesu) del Minedu, indica que la fortaleza de la Sunedu está en la autonomía de su Consejo Directivo, ya que de los siete miembros cinco son elegidos por concurso público.

Agrega que por esto lo decidido por mayoría en el Consejo Directivo ha tenido un alto nivel de independencia. “Esa autonomía ha permitido una toma de decisiones muy difíciles, como la denegatoria del licenciamiento de 51 universidades”.

No a los salvatajes

Para el exministro de Educación Ricardo Cuenca, los proyectos que buscan darles un salvataje a las universidades denegadas son “un mensaje muy político”, pues estas podrían volver a solicitar el licenciamiento en un nuevo proceso.

Zegarra precisa que incluso ya hay universidades denegadas que han vuelto a solicitar el licenciamiento, como la San Luis Gonzaga de Ica (pública) y Alas Peruanas (privada), por lo que iniciativas de este tipo solo serían redundantes.

PUEDES VER: Presentan proyecto que plantea otorgar una segunda oportunidad a universidades no licenciadas por Sunedu

También detalla que algunos proyectos buscan que las universidades denegadas sean evaluadas según el modelo usado en la primera etapa, mientras que ahora es ligeramente más exigente, o que solo deban responder por observaciones hechas en el proceso anterior.

“Por supuesto, no consideramos aceptable este trato diferenciado. Una nueva solicitud de licenciamiento implica una nueva evaluación integral, de acuerdo con las exigencias del modelo vigente”, dice Zegarra.

Al respecto, Alfaro señala que “el legislador tiene que defender (...) a los estudiantes, antes que a los intereses del mundo adulto, sean corporativos, sindicales o de otra naturaleza”.

Esto último en respuesta al hecho de que, como informó La República, las propuestas que buscan darles más tiempo a las universidades tienen como autores a parlamentarios que han estudiado o trabajado en ellas.

PUEDES VER: Sunedu otra vez en la mira del Congreso

En este caso, tenemos a Darwin Espinoza (Acción Popular), Wilson Quispe (Perú Libre) y Edgar Tello (Perú Libre). Los dos últimos son egresados de instituciones no licenciadas, como la UIGV, Uladech y Néstor Cáceres Velásquez de Puno. En la universidad ubicada en la región del sur también estudió una maestría Esdras Medina.

Para Mori nos encontramos en una situación crítica, pues es la primera vez, desde el 2014, que el país está al frente de un ministro de Educación que “se pone de costado y no defiende la reforma universitaria”.

Defensoras. Flor Pablo y Susel Paredes integran grupo de congresistas que defenderán las reformas. Foto: difusión

Pero no todo es malo. Se ha conformado el Bloque Multipartidario Prorreforma Universitaria con el propósito de frenar las constantes iniciativas legislativas que buscan debilitar a la Sunedu. El último viernes, la exministra de Educación y actual parlamentaria Flor Pablo anunció que los integrantes se comprometían a “defender la reforma universitaria de los diversos intereses particulares”.

Zegarra menciona que la Ley Universitaria ha sido cuestionada desde que entró en vigencia. “Seguiremos defendiendo la validez de nuestro accionar, y por supuesto que seguiremos absolviendo todas las consultas y pedidos de información que vengan del Congreso, como siempre hemos hecho”, asevera el jefe de la Sunedu.

PUEDES VER: Flor Pablo: Ampliación del bachillerato automático hasta el 2023 es una medida populista

Ampliación de plazos para bachilleres y maestros

Respecto a la aprobación de la ampliación del bachillerato automático hasta el 2023, Cuenca manifiesta que “el principio de la reforma era que los estudiantes adquieran competencias de investigación” porque se había notado que antes de la Ley Universitaria el nivel de producción y capacidad de producción de investigación era muy bajo.

Sobre la ampliación del plazo para que los docentes obtengan sus maestrías, Zegarra hace hincapié en que esta es la segunda vez que se amplía y que consideran que el tiempo brindado, incluyendo las prórrogas, es suficiente.

Jorge Mori dice que se debe actuar pensando en reconocer el esfuerzo de los maestros que sí cumplieron.

Reacciones

Oswaldo Zegarra, titular de la Sunedu

“La Sunedu se ha ganado el respaldo de la ciudadanía y la opinión pública gracias, sobre todo, a su carácter técnico y a que sus decisiones se toman al margen de presiones políticas o económicas”.

Ricardo Cuenca, exministro de Educación

“La reforma universitaria siempre ha estado asediada por un conjunto de intereses particulares, ya sean privados o públicos (...). Golpear reformas exitosas también tiene un trasfondo político”.