Delitos informáticos: ahora copian las huellas digitales

Según la Divindat, hampones están fabricando huellas dactilares con silicona para suplantar a las personas y cometer crímenes. El skimming, el pharming y el phishing son los métodos más empleados en Lima por los ciberdelincuentes.

Divindat. Esta unidad policial tiene registradas casi 12 mil denuncias de delitos informáticos hasta setiembre. Foto: difusión
Divindat. Esta unidad policial tiene registradas casi 12 mil denuncias de delitos informáticos hasta setiembre. Foto: difusión
Óscar Chumpitaz

Hoy, al igual que en las películas de ciencia ficción, la tecnología está siendo empleada por la delincuencia. La suplantación de la identidad ya es algo real y obtener información, datos críticos de una empresa, de clientes es hoy un negocio rentable para los ciberdelincuentes.

Así lo entiende el coronel Erick Ángeles, jefe de la División de Investigación de Delitos de Alta Tecnología (Divindat), quien advierte que se están fabricando “huellas dactilares” con moldes de plastilina y silicona para luego acceder a los datos de algunas personas o al chip de su línea telefónica.

“De este modo ingresan a sus aplicaciones de bancos para realizar transferencias a nombre de terceros”, indica.

PUEDES VER: Sicarios asesinan a ciudadano extranjero en Tumbes

Hace poco un canal de televisión denunció que sujetos inescrupulosos compran chips de celulares con huellas que colocan como si fueran sellos.

Estos delincuentes, agrega Ángeles, recurren a las redes sociales y a las páginas web donde hay información de las personas, con el fin de obtener datos específicos. “Buscan en todos lados esta información”, señala con preocupación.

Al respecto, el Reniec dice que viene intercambiando información con las autoridades policiales y judiciales para frenar los delitos informáticos.

PUEDES VER: Piura: asesinan a taxista por evitar asalto de sus pasajeros en Sullana

Casi 12 mil denuncias

La pandemia de la COVID-19 dejó un terreno fértil para los ciberdelincuentes y el único antídoto es el cuidado de la información.

Según la Divindat, solo en los primeros nueve meses de este año se registraron 11.985 denuncias por delitos informáticos a nivel nacional, de las cuales más del 70% corresponde a la modalidad de fraude informático.

Rossela Palacios lo sufrió en carne propia. Delincuentes le robaron su celular y solicitaron un préstamo de 25 mil soles desde el aplicativo de Interbank. Luego hicieron cuatro retiros.

PUEDES VER: Policía agrede a periodista de La República

A Leonard Gomero Anccori lo despojaron de 97 mil soles que tenía en el BBVA. Cuenta que entabló una comunicación a través de la banca móvil del BBVA con el fin de hacer el cambio de una cuenta en soles a dólares, llevándose la sorpresa de que al mismo tiempo su dinero era enviado a otro banco.

Víctima. A Rossela Palacios le robaron su celular y solicitaron un préstamo de 25 mil soles a su nombre. Foto: difusión

Tres tipos de fraude

Este tipo de ataques tiene un impacto económico inmediato sobre las víctimas, forzándolas a iniciar burocráticos procesos para demostrar el fraude.

Muchos delincuentes, dice el excoronel PNP Jorge Mejía, suelen comenzar con un correo de phishing (engaños a través de sitios fraudulentos que imitan los portales de bancos y empresas) y advierte que el robo de información también puede tener otras consecuencias menos pensadas, como el uso de información robada para su venta, la suplantación de identidad para cometer otro tipo de estafa, la extorsión en redes sociales y otros delitos conexos.

PUEDES VER: Piura: policías reforzarán central de videovigilancia en Sullana

Tanto Ángeles como Mejía coinciden en los errores habituales que cometen las víctimas de las ciberestafas: no son cuidadosos con los enlaces que visitan, piensan que nadie podría estar interesado en su información personal o financiera, no son responsables con lo que se comparte en redes sociales y no cuentan con la tecnología de protección adecuada.

Para la PNP hay tres tipologías de ciberdelitos que, de alguna u otra manera, se repiten: la clonación de tarjetas o skimming que consiste en copiar la banda magnética de la tarjeta para luego transferir la información confidencial (número y claves) a otra tarjeta en blanco. Una vez concretado este proceso, los delincuentes realizan retiros como si fueran los titulares.

El pharming es otro de los mecanismos y para esto se hace uso de páginas web falsas que suplantan a las originales. Con el pharming, el hampa busca atraer a sus víctimas para apoderarse de información confidencial que luego usarán.

PUEDES VER: Mujer extravió su DNI y ahora es investigada por tráfico de drogas

Y también el phishing. A través de este fraude, los delincuentes buscan acceder a información mediante el envío de correos falsos que solicitan siempre actualización de información personal.

Agraviado. El empresario Leonard Gomero fue despojado de 97 mil soles tras una llamada que hizo. Foto: difusión

No deben ingresar datos personales

Las empresas de telecomunicaciones no tienen responsabilidad sobre el manejo de las aplicaciones de terceros. “Para evitar un robo de identidad o fraude, recomendamos hacer uso responsable de las aplicaciones de terceros, evitando ingresar datos personales en aquellas que no cuenten con los estándares de seguridad necesarios”, sostienen representantes de Claro.

Las cifras

11 mil 985 denuncias de delitos informáticos hubo entre enero y setiembre.

70% correspondió a la modalidad de fraude informático.