Surco: cámaras registran robo a mano armada que sufrió comensal en la avenida Encalada

Dos delincuentes llegaron a un restaurante a bordo de una moto lineal. Uno de ellos ingresó con un arma de fuego al establecimiento para asaltar al cliente.

El ladrón robó una cadena de oro a uno de los clientes del restaurante La Terraza de Surco. Foto: URPI / La República
Sociedad LR

Segundos de terror. Un ciudadano fue asaltado a plena luz del día mientras almorzaba junto con su pareja al aire libre en uno de los restaurantes ubicados en la avenida Encalada, en Surco. El hecho ocurrió durante la tarde del día jueves 25 de noviembre y todo fue registrado por las cámaras de seguridad del establecimiento.

Las imágenes mostraron la llegada de dos delincuentes a bordo de una moto lineal. Uno de ellos descendió del vehículo para ingresar al restaurante de manera natural sin que el personal y los comensales se percataran de sus intenciones.

PUEDES VER: San Marcos examen de Admisión: repasa AQUÍ los temas más frecuentes de las últimas pruebas

Momentos después, el hampón ubicó a su víctima y amenazó al gerente con el arma de fuego que tenía escondida en su bolsillo. La víctima fue uno de los comensales que se encontraba con su pareja en una de las mesas cercanas a la entrada.

Lazy loaded component

Entre amenazas y golpes, el afectado no lograba desprenderse de la cadena de oro que llevaba puesta. El nerviosismo incrementó cuando el ladrón rastrilló el arma en sus intentos por apurar al ciudadano. Finalmente, el delincuente logró obtener la joya y huyó rápidamente al lado de su cómplice.

PUEDES VER: Captan a trabajadores de empresa telefónica involucrados en delito de suplantación de identidad

“El tipo vino directo a arrebatarle la cadena a nuestro cliente. Primero me encañona a mí porque yo estaba en la salida, iba saliendo del salón. Luego se lanza sobre el señor, él ya venía marcado desde afuera, no sé qué valor tendrá su cadena, no sé qué valor tendrá, solamente le robaron eso. Gracias a Dios no le robaron a nadie más, el señor tuvo un arañón en la cabeza porque la cadena no salía”, declaró para La República el gerente del restaurante, Ali López.