VIRUELA DEL MONO - Argentina confirma su primer caso sospechoso

“No siente culpa ni consideración”: perfil psicológico del hombre que asesinó a cambista

Miguel Ángel Silva Ordoñez presenta ciertas características psicópatas; sin embargo, el análisis corrobora que “es consciente de lo que hace”.

Asesino confesó su participación en el crimen. Video: Latina
Sociedad LR

El último lunes 22 de noviembre, efectivos de la Policía Nacional del Perú (PNP) intervinieron al trabajador municipal de Miraflores Miguel Ángel Silva Ordóñez (45) y a sus cómplices por el robo de $/ 40.000 y asesinato a una cambista. Tras ello, los detenidos dieron a conocer cómo cometieron este crimen y no mostraron signos de arrepentimientos.

Según declaraciones del médico psiquiatra Carlos Bromley, todos tendrían rasgos marcados de psicopatía y tendrían consciencia de los actos cometidos.

“Relatan los hechos que ellos mismos han protagonizado como si los hubiera protagonizado otra persona, pero no tienen esa vibración emocional que todos tenemos, porque no sienten culpa, no tienen consideración ni respeto. Se llama psicopatía. Son personas que podrían tener un trastorno psicopático de la personalidad”, dijo para Latina.

PUEDES VER: Puente Piedra: sicarios asesinan a prestamista que estaba en exteriores de mercado

Asimismo, mencionó que el asesinato lo habrían planeado con una semana de anticipación, ya que pensaron cómo realizar el secuestro, cómo llamar a la cambista y la inyección del somnífero.

“Lo planifican y ejecutan de manera correcta y adecuada para ellos. Sin ninguna dificultad. Son personas que atropellan las reglas de vida y las de convivencia para lograr sus objetivos de bienestar”, agregó.

Lazy loaded component

El galeno acotó que este tipo de perfiles son difíciles de rehabilitar, puesto que requieren una terapia de reconstrucción cognitiva. “Nuestros cárceles no cuentan con este tipo de tratamientos, por lo que los ciudadanos no se rehabilitan y vuelven a ser reincidentes”, precisó.

Los familiares de la víctima pidieron justicia ante este caso. Entretanto, el jefe de la División de secuestros de la Policía, el coronel Franco Moreno, sostuvo que los implicados consiguieron el veneno para perros en una veterinaria.