Calles de Juliaca quedan bajo las aguas servidas tras el cierre del río Torococha

Huelguistas afectados por la contaminación de la cuenca Coata bloquearon con piedras y tierra el cauce del río. Calles aledañas al mercado Túpac Amaru de Juliaca están inundadas.

Manifestantes acatan segundo día de huelga indefinida. Foto: captura video Radio Onda Azul
Manifestantes acatan segundo día de huelga indefinida. Foto: captura video Radio Onda Azul
Kleber Sánchez

Puno. El paro indefinido que acatan los ciudadanos de la cuenca Coata empezó a generar estragos. Los huelguistas, para hacer sentir su voz de protesta, bloquearon con piedra y tierra la desembocadura del río Torococha la tarde del lunes, pues en este afluente discurren aguas servidas de Juliaca que van a parar al río Coata.

Esta medida realizada a la altura del puente San Isidro y una fuerte lluvia provocaron el colapso de los buzones de desagüe y sistema de alcantarillado, lo que generó inundaciones en las inmediaciones del mercado Túpac Amaru de Juliaca.

De persistir esta situación, se podría convertir en un foco de infección, según manifestaron algunos pobladores.

PUEDES VER: Puno: mayor PNP implicado en presunta organización criminal se entrega a la Policía

Los huelguistas son habitantes de los distritos de Huata, Coata, Capachica y Paucarcolla (Puno) y Caracoto (San Román), quienes acatan este paro indefinido para exigir la implementación de planes de acción para remediar la cuenca Coata.

Los pozos de agua cercanos a estas localidades están contaminados con metales pesados, lo que los hace no aptos para el consumo humano. Además, en un tamizaje realizado a un grupo de personas se determinó que una gran parte de pobladores presenta arsénico en su organismo y algunos presentan mercurio.

En este segundo día de paro persiste el bloqueo de la carretera Puno-Juliaca, principal vía de comunicación entre ambas ciudades. Varios vehículos se encuentran varados en la carretera.

Lazy loaded component