PRIMER TRIUNFO DE LA ERA REYNOSO - La Bicolor goleó 4-1 a El Salvador en el segundo amistoso
Sociedad

Alcoholismo, una enfermedad estigmatizada que se agravó en la pandemia

Se estima que, en el Perú, un millón y medio de personas se consideran alcohólicas y, durante la pandemia, un 15% de peruanos reconoció que bebió alcohol de forma diaria o interdiaria en la cuarentena, según un estudio de Cedro.

La OMS promueve el Día Mundial sin Alcohol que se celebra todos los 15 de noviembre con el fin de crear conciencia en la población sobre los daños que produce en nuestro organismo el consumo indiscriminado de esta sustancia. Foto: composición LR/Fabrizio
La OMS promueve el Día Mundial sin Alcohol que se celebra todos los 15 de noviembre con el fin de crear conciencia en la población sobre los daños que produce en nuestro organismo el consumo indiscriminado de esta sustancia. Foto: composición LR/Fabrizio
Solange Ordoñez

Más de tres millones de muertes se producen cada año debido al consumo indiscriminado y excesivo del alcohol, según registran las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, la ingesta nociva de esta sustancia psicoactiva —socialmente aceptada y estigmatizada— puede ocasionar alrededor de 200 enfermedades y trastornos. De hecho, el alcoholismo fue declarado una enfermedad crónica y progresiva en el siglo XX por la OMS, que puede llegar a tener efectos destructivos en la vida familiar y de las personas que lo padecen.

En ese sentido, en el Perú se estima que existen aproximadamente un millón y medio de personas consideradas alcohólicas y que en su mayoría son varones. No obstante, en el grupo de los adolescentes que se inician en esta practica las mujeres ocupan el mayor índice. Asimismo, durante la pandemia de la COVID-19, un 15% de peruanos reconoció que bebió alcohol de forma diaria o interdiaria en la cuarentena, reveló un reciente estudio del Centro de Información y Educación para la Prevención del Abuso de Drogas (Cedro).

En dialogo con La República, el psicólogo clínico de Cedro, Gianfranco Chiappe, sostuvo que “el encierro que se dio en la cuarentena hizo que las personas convivan más y la convivencia en extremo no es buena porque la gente necesitó un respiro de sus familias. Esta nueva realidad desencadenó un gran problema de estrés y depresión por la pandemia en todo el mundo y en especial en Sudamérica. Hubo un cambio en las formas de enfrentamientos, donde las personas empezaron a usar estas herramientas psicotrópicas como el alcohol para olvidarse un poco de la realidad”

El alcoholismo es la tercera causa de muerte en todo el mundo. Foto: La República

Por ello, como una forma de concientizar a la población, todos los 15 de noviembre, la OMS promueve el Día Mundial sin Alcohol con el objetivo de visibilizar en la ciudadanía una problemática tan arraigada a nuestra cultura y sociedad que produce daños físicos y psicológicos. Además, está muy vinculada en el imaginario popular a las fiestas y celebraciones, por lo que es sinónimo de diversión y relajo.

Para Antonio Lara, psicólogo y presidente de la Junta de Custodios de Alcohólicos Anónimos del Perú (AA), una de la aristas de esta afección es “la disponibilidad de la sustancia”. “Si bien es cierto tampoco es ocultarla, pero tenemos que ser conscientes de que es una sustancia psicoactiva que afecta fuertemente el estado de conciencia de las personas y que es la tercera causa de muerte en el mundo, no solamente de manera directa, sino que también el alcohólico puede terminar matando a otras personas”, refirió en conversación con La República.

De igual forma, el doctor Lara indicó que existe una tendencia que vienen observando sobre la llegada de más jóvenes a los grupos de ayuda y consejería que brindan en la Asociación Alcohólicos Anónimos del Perú, incluso son adolescentes de 14 años de Lima y del interior del país que sienten que están siendo afectados por el alcoholismo.

Un 15% de peruanos reconoció que bebió alcohol de forma diaria o interdiaria durante la cuarentena. Foto: La República

Recomendación sobre el uso responsable del alcohol

El doctor Lara recomendó que la experimentación o contacto con el alcohol tendría que ser a la mayor edad posible. Sin embargo, advirtió que se ha comprobado que ciudadanos que han sido abstemios por toda su vida por alguna situación difícil se vincularon con esta sustancia psicoactiva y desarrollaron el alcoholismo.

“La mejor sugerencia que podamos dar a la población es evitar la ingesta de la bebida alcohólica a menor edad”, apuntó.

Por otro lado, el psicólogo clínico Gianfranco Chiappe señala que “el alcohol es una droga legal, es decir, se puede comprar y también distribuir libremente. Sin embargo, esto no hace que sea algo bueno, pero de alguna manera se puede usar”.

Además, Chiappe explicó que según la OMS un consumo responsable es exclusivo para personas mayores de edad sin problemas de salud mental ni físicos. Una mujer podría tomar el equivalente a tres unidades de cervezas pequeñas con un promedio del 3% al 4% de alcohol durante cinco días de los siete de la semana; es decir, una mujer puede beber tres unidades distribuidas en cinco días, pero no es multiplicativo. Y en el caso de los varones serían cuatro medidas equivalentes bajo la misma dinámica.

“La diferencia entre la fémina y el hombre ocurre porque se ha demostrado que la fisonomía de la mujer en temas de drogas se ve más afectada con menor cantidad de la sustancia”, agregó

Síntomas de una persona alcohólica

El psicólogo Antonio Lara nos explicó algunas situaciones que suelen darse cuando una persona está enferma de alcoholismo:

  • Todos los fines de semana busca un pretexto para ir a beber alcohol y se pone violento con su familia y en las reuniones que asiste. Además, puede gastarse todo su dinero en licor.
  • Te das cuenta que estás consumiendo mucho alcohol y te pones como meta ya no beber más, pero no puedes cumplir con tu promesa.
  • Cuando un familiar o algún conocido te dice que tienes un problema con la bebida, pero en vez de aceptar la situación a ti te molesta o fastidia.
  • Empiezas a cambiar de licor. Por ejemplo, comenzaste bebiendo cerveza, pero —como quieres llegar al efecto inmediato de emborracharte— buscas una bebida más fuerte.
  • Te despiertas y lo primero que piensas es en ir a beber alcohol.
  • Comienzas a envidiar el éxito de otra persona y justificas tu situación actual porque no eres autocritico ni capaz de reconocer que algo está ocurriendo en tu vida.
  • Tienes problemas físicos debido a la ingesta del alcohol.
  • Creas conflicto en tu casa y generas violencia en la misma.
  • Te preocupas cuando la bebida se está acabando, buscas tragos extras y no te importa las relaciones sociales.
  • Faltas a tu trabajo y empiezas a ser irresponsable con tus deberes personales.
  • Presentas lagunas mentales (no recuerdas nada de lo que hiciste).

Uno de los síntomas del alcoholismo es que buscas un pretexto todos los fines de semana para beber alcohol. Foto: La República

Algunos beneficios de dejar de consumir alcohol en exceso

  • Desarrollas mejor capacidad de sueño y descanso por la ausencia de etanol en tu cuerpo.
  • Como es una sustancia psicoactiva, su consumo nocivo genera un efecto depresor en el sistema nervioso central. Su interrupción ayuda a sentirse ágil, despierta y de buen humor.
  • El sistema inmune se refuerza.
  • Se disminuye el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, infartos y arritmias.
  • Ayuda a la prevención de tipos de cáncer: de hígado, páncreas, esófago, colon y cerebral.
  • Es menos probable que desarrolles diabetes.
  • Mejora tu aspecto físico: piel uñas y cabello.
  • Tu capacidad de atención, memoria y de concentración mejora.
  • Disminución de cefaleas.

Número de Alcohólicos Anónimos Perú

Si te encuentras en una situación difícil con el consumo de alcohol y deseas ayuda, puedes comunicarte al número telefónico: 01447-8666. Recuerda que Alcohólicos Anónimos del Perú es una comunidad de personas que comparten su mutua fortaleza y esperanza de resolver su problema común a fin de ayudar a otros a recuperarse del alcoholismo de manera gratuita, confidencial y anónima.