Sociedad

Cámaras de videovigilancia de MPCH y municipios de Reque, Pomalca y JLO están inoperativas

La Contraloría detectó que son 29 equipos los que no funcionan a pesar de la importancia que tienen en la lucha contra la inseguridad ciudadana, cuyo índice es de 77% en la región Lambayeque.

El equipo de control inspeccionó las centrales de monitoreo de las municipalidades. Foto: Contraloría
El equipo de control inspeccionó las centrales de monitoreo de las municipalidades. Foto: Contraloría
Ysela  Vega

Pese que el índice de inseguridad ciudadana en la región Lambayeque aumentó en 77%, la Municipalidad Provincial de Chiclayo (MPCH) y los municipios distritales de José Leonardo Ortiz (JLO), Pomalca y Reque tienen cámaras de videovigilancia inoperativas. Así lo comunicó la Contraloría General de la República, que precisó que dicha situación podría afectar el monitoreo permanente del sistema de seguridad ciudadana.

También afirmó que, en dos de estas entidades, no son almacenadas las grabaciones de las videocámaras, pese a los 45 días de plazo que establece la ley.

Resultado

Con el Informe Nº 20150-2021, el ente de control remarcó que en total son 29 cámaras de video vigilancia inoperativas. En el caso de la MPCH, mencionó que, de 28 equipos, 12 no funcionan.

En la misma condición se encuentran 11 de 49 cámaras pertenecientes al municipio de JLO Ortiz, tal como lo revela el Informe n.° 20150-2021, que también indica que la causa es la falta de energía eléctrica.

Mientras el Informe n.º 20153-2021 evidenció que en la municipalidad de Pomalca, de 14 cámaras inspeccionadas, dos están inoperativas debido a problemas en el sistema eléctrico. Incluso, del total de equipos, uno no cumple con almacenar las grabaciones durante 45 días como mínimo.

Asimismo, en el distrito de Reque, según el Informe Nº 20154-2021, de 23 cámaras examinadas, seis están inoperativas, dos de ellas malogradas y desmontadas y cuatro sin señal por falta de energía eléctrica.

En tanto, 17 no almacenan las grabaciones por el lapso de 45 días debido que las imágenes permanecen guardadas solo por 30 días, lo que podría afectar su oportuno uso por parte de la ciudadanía y de las entidades competentes, al limitarse el tiempo de visualización.

Vulneran norma

Ante esta situación, la Contraloría remarcó que las citadas municipalidades vulneran el reglamento del Decreto Legislativo N° 1218 que regula el uso de las cámaras de videovigilancia y la Ley N° 20120 de apoyo a la seguridad ciudadana.