Chiclayo: dirigente de la comunidad campesina de Chongoyape denuncia amenazas de muerte

Edivar Carrasco Vásquez indicó que invasores de la reserva ecológica Chaparrí tratan de amedrentarlo tras dar a conocer usurpación de terrenos ante las autoridades. Solicitó que se cumplan garantías solicitadas.

Carrasco Vásquez teme los atentados que puedan perpetrar los invasores contra él y su familia. Foto: La República
Carrasco Vásquez teme los atentados que puedan perpetrar los invasores contra él y su familia. Foto: La República
LR Norte

Este martes 26 de octubre, el presidente de la comunidad campesina Muchik Santa Catalina de Chongoyape (Chiclayo), Edivar Carrasco Vásquez, denunció que viene recibiendo amenazas de muerte de parte de los invasores que ocupan los terrenos de la reserva ecológica Chaparrí.

En declaraciones a La República, el dirigente expresó que, luego de dar a conocer a las autoridades el reinicio de la construcción de un muro propiedad de una empresa eléctrica en el espacio de la reserva, le enviaron mensajes para advertirle que atentarían contra su vida.

“Estoy recibiendo amenazas luego de las denuncias que hicimos sobre la construcción de un muro dentro de la reserva. Los mensajes intimidantes llegaron a mi teléfono y también se efectúan cuando paso por la zona donde se levanta la pared, pues hay personas contratadas por la empresa eléctrica”, explicó.

PUEDES VER: Lambayeque: Geresa pidió a 38 municipios cumplir con protocolo contra la COVID-19 en cementerios

Carrasco Vásquez expresó que estas nuevas amenazas fueron denunciadas ante la Policía Nacional; sin embargo, cuando los efectivos acuden a la zona para intervenir a los presuntos autores, estos se esconden dentro del inmueble que han construido en la reserva.

Muro es propiedad de una empresa eléctrica de la zona. Foto: archivo La República.

En ese sentido, el comunero pidió a los altos mandos policiales de Lambayeque que se cumpla con las garantías que emitió la Prefectura a inicios de año, cuando comenzó a ser amedrentado e incluso sufrió cuatro atentados. Sostuvo que por ahora él y su familia han evitado exponerse.

“Tenemos las garantías que han sido emitidas por la Prefectura. Lo que pasa es que no se hacen efectivas. Pedimos que haya mayor seguridad en la zona, tanto para mí como para el resto de comuneros que denunciamos la usurpación de los terrenos de Chaparrí, los cuales están protegidos por el Estado”, sentenció.