En una semana darían de alta a los siameses Neythan y Dylan

En recuperación. Bebés que nacieron unidos por la cadera se recuperan de la cirugía de separación a la que fueron sometidos en hospital de Arequipa. Los pequeños tienen una deformidad en los tobillos que los médicos ya están tratando con férulas de yeso.

Veinticinco profesionales participaron en la operación considerada una proeza médica, ya que se trata de la primera de este tipo en realizarse fuera de Lima. Foto: Hospital Goyeneche
Veinticinco profesionales participaron en la operación considerada una proeza médica, ya que se trata de la primera de este tipo en realizarse fuera de Lima. Foto: Hospital Goyeneche
Jesica León

Neythan y Dylan, los bebés que nacieron unidos a la altura de la espalda y cadera y que el pasado lunes 11 de octubre fueron separados tras una exitosa operación, se recuperan en las instalaciones del hospital Goyeneche (Arequipa) y podrían ser dados de alta en una semana.

Javier Espinoza Bentura, especialista en neurocirugía pediátrica del hospital Goyeneche, explicó a La República que actualmente los bebés llevan un tratamiento ortopédico debido a que muestran deformidad en el tobillo, uno del lado derecho y el otro del izquierdo.

PUEDES VER: Arequipa: bebés siameses serían dados de alta en una semana

“Es una deformidad que se corrige con yeso, y si eso no es suficiente de repente (se aplica) la alternativa quirúrgica; los ortopedistas están trabajando en ello, se les ha colocado yeso para regresar la posición normal del pie. La parte ortopédica ya empezó, y si hay algo de rehabilitación, también se hará”.

“Hay una expectativa porque los bebés ya movilizan ambos miembros inferiores y tienen control de los esfínteres, es decir, van a poder controlar sus necesidades”, detalla el especialista.

Agrega que la perspectiva es muy buena, “las heridas producto de la operación están en proceso de cicatrización, no se ha definido otra cirugía por el momento y los bebés podrían salir de alta en una semana”.

PUEDES VER: Arequipa: nueva emergencia del Honorio Delgado sin fecha de reinicio

En tanto, el padre de los pequeños, Luis David Lozada, agradeció al personal de salud del hospital por la atención brindada a sus hijos y su esposa.

Neythan y Dylan estaban unidos en la región lumbosacra desde la cintura hasta cerca del ano. No solo compartían piel, sino también nervios, duramadre (capa que protege a la médula espinal) y el canal vertebral.

Antes de la intervención quirúrgica, los médicos realizaron una simulación: una operación en vacío para ajustar los tiempos. Foto: difusión

La separación

Fueron 25 profesionales los que participaron en la operación que se inició a las 8.30 a. m., luego de que los anestesiólogos procedieran a intubar a los bebés. Dos horas después llegó la etapa del monitoreo neurológico de cada uno de los nervios que iban a ser manipulados en el acto operatorio.

PUEDES VER: Arequipa: mejorarán atención de pacientes oncológicos en hospital Goyeneche

A las 11.00 a. m. empezó la cirugía. Tres neurocirujanos hicieron la separación con la ayuda de un microscopio quirúrgico y del monitoreo neurológico. Luego de cuatro horas, a la 1.30 p. m., terminó la separación de los pequeños. Inmediatamente ingresó un segundo equipo de cirujanos y enfermeras para proceder con el cierre de las heridas en la región lumbosacra.

Esta operación marca un hito a nivel nacional, pues es la primera de este tipo que se realiza fuera de Lima.

PUEDES VER: Arequipa: hospital Edmundo Escomel no funciona hace más de un año

El hospital Goyeneche presenta serias limitaciones en equipamiento e infraestructura, recordaron los médicos.

La operación de los bebés tuvo un costo de medio millón de soles en insumos y equipos médicos, según el director Juan Luis Herrera Chejo.

Infografía - La República.