Delincuente afirma que robar casas es un trabajo tras ser detenido

Tres hampones fueron intervenidos cuando ingresaron a una vivienda ubicada en Caja de Agua. Uno de ellos dijo que un amigo lo llamó para " trabajar” en el robo de la casa.

Los intervenidos responden a los nombres de Armando Espinoza Huamán, Jair Hermoza Meléndez y Gerson Balarezo. Foto: América Noticias
Los intervenidos responden a los nombres de Armando Espinoza Huamán, Jair Hermoza Meléndez y Gerson Balarezo. Foto: América Noticias
Sociedad LR

En el distrito de San Juan de Lurigancho, en Caja de Agua, unos vecinos alarmaron a la Policía Nacional que unos delincuentes intentaban ingresar a una vivienda para arrebatarles todas sus pertenencias. Tras la alerta ciudadana, los efectivos lograron frustrar el asalto y capturar a tres presuntos involucrados. Se trata de tres varones cuyas edades oscilan entre 30 y 40 años de edad.

De acuerdo con América noticias, los intervenidos responden a los nombres de Armando Espinoza Huamán (41), Jair Hermoza Meléndez (22) y Gerson Balarezo (26). Durante el interrogatorio, Espinoza Huamán sostuvo que fue contratado para delinquir y que no es la primera vez que realiza esta actividad delictiva.

“Mi amigo me llamó para ir a chambear para ir a ‘ferrear’. (Es decir), chorear casas”, expresó el delincuente, quien recalcó que robar viviendas es un trabajo.

Lazy loaded component
PUEDES VER: EsSalud: Aumentan los casos positivos por COVID-19 en menores de 12 a 17 años de Lima y Callao

Roban mototaxi estacionada afuera de vivienda: “La compré solo hace tres meses”

Una mototaxi con placa 5421PB fue robada afuera de una de las viviendas en la asociación Los Nisperos, ubicada en el distrito de San Martín de Porres. El hecho ocurrió a plena luz del día. Según la víctima, la denuncia fue puesta en la comisaría Sol de Oro y fue derivada a la Diroves Norte. Sin embargo, asegura que hasta el momento no han iniciado las investigaciones.

Las cámaras de seguridad de la vivienda captaron el momento en que este delincuente se acerca a la mototaxi, abre la puerta, desactiva la alarma y rompe el seguro de la moto. Tras ello, y para no causar sospecha, empuja el vehículo y pasos más adelantes enciende el motor y huye. Todo sucedió en un minuto.