EN VIVO - Sporting Cristal vs. Alianza Lima: sigue el minuto a minuto del partido por la final de la Liga 1 Betsson

“Es mi único sustento”: delincuentes roban remolque de comida rápida y dueño pide ayuda

En el Rímac, malhechores se llevaron el único sustento del chef Óscar Segovia, quien invirtió más de 100.000 soles en su negocio.

Foto: América Noticias
Sociedad LR

En el distrito del Rímac, delincuentes llegaron en un automóvil y se bajaron para arrebatarle a un trabajador su remolque de comida rápida, que era su única herramienta de trabajo. Ahora, su familia está sin sustento económico, por lo que el dueño pide apoyo a las autoridades para poder salir adelante, dado que tiene tres hijas a quienes debe mantener. También denuncia que se ha incrementado la delincuencia en el sector.

El dueño del negocio, identificado como Óscar Segovia, es un chef de la jurisdicción que, durante la pandemia, decidió invertir más de 100.000 soles en un carro de comida rápida para poder apoyar a su familia y tener un negocio propio.

PUEDES VER: Perú se acerca a los 200.000 fallecimientos por coronavirus con el 50% de camas UCI libres

“Es el sustento de mi hogar, tengo tres hijas menores, tengo que velar por ellas. Me siento muy triste, es mi único sustento, espero que la persona que lo vea me ayude a ubicarlo, también les daré una recompensa”, sostuvo a América Noticias.

El hecho ocurrió durante la madrugada del viernes 22 de octubre. En las imágenes registradas por las cámaras de seguridad, se observa que los delincuentes enganchan el remolque a su vehículo y huyen.

PUEDES VER: Rímac: cuatro heridos deja choque entre auto y furgoneta en avenida Prolongación Tacna
Lazy loaded component

Rímac: ladrón finge desmayo para evitar ser detenido tras robar en bus

En otra parte del Rímac, los integrantes del Grupo Terna intervinieron la noche del miércoles 20 de octubre a un delincuente que subía a los buses, haciéndose pasar como pasajero, para asaltar a sus víctimas.

Se trata de Juan Augusto Orozco Rojas, un histriónico sujeto que, al ver descubierto su acto delictivo, no tuvo mejor idea que fingir un desmayo para evitar ser llevado a la comisaría.