Cercado de Lima: delincuente intenta fugar con tres bolsas llenas de celulares de alta gama

Sujeto colocó una escalera en la vía pública para acceder a la tienda ubicada en el segundo piso de una galería de la avenida Abancay. Por fortuna, comerciantes que llegaban a laborar lo descubrieron.

Berlín Caritimari Iruma fue detenido tras intentar robar gran cantidad de celulares. Foto: PNP
Berlín Caritimari Iruma fue detenido tras intentar robar gran cantidad de celulares. Foto: PNP
Raul  Egusquiza

Con ayuda de una escalera artesanal, un delincuente ingresó hasta el segundo piso de una tienda ubicada en la avenida Abancay, en el Cercado de Lima, con el objetivo de robar una gran cantidad de equipos celulares. El sujeto pretendía huir con tres bolsas llenas de los equipos de alta gama.

Berlín Caritimari Iruma, de 25 años, días antes ya había divisado que en el segundo piso de la galería permanecía una ventana abierta cercada con estructura de fierros.

La madrugada de este jueves 21 llegó hasta el local, colocó la escalera que él mismo armó y con total sigilo logró llegar hasta el segundo piso, dobló los fierros que recubrían la ventana ayudándose con una llave inglesa e ingresó.

PUEDES VER: Rímac: ladrón finge desmayo para evitar ser detenido tras robar en bus

Descendió hasta el primer piso donde se encontraba la tienda de artículos electrónicos y cargó en tres sacos todos los equipos celulares que pudo observar en el lugar. Sin embargo, el delincuente no contó con que algunos de los comerciantes ya se encontraban en la avenida Abancay y pudieron visualizar la escalera en el exterior, lo cual los alarmó e hizo que llamaran a la Policía y el serenazgo.

Cuando los agentes PNP llegaron encontraron al sujeto en el interior con los tres sacos llenos de equipos celulares, de inmediato lo intervinieron y lo trasladaron a la comisaría de Cotabambas donde permanece detenido por el delito de hurto.

La propietaria del local dijo a La República que no es la primera vez que sufre un robo de esta magnitud. “No es Justo, debo al banco un montón de plata; sin embargo, a los rateros los llevan y la fiscalía archiva el caso. El año pasado también me robaron más de 200.000 soles y solo queda en denuncia”, detalló.