Piura: reprograman audiencia contra el Clan Marchena

Defensa legal de los acusados solicitó aplazamiento de audiencia hasta este lunes. Los Marchena y compañía aguardan en los calabozos.

Exalcalde de Ayabaca deberá responder a denuncia. Foto: El Regional
Exalcalde de Ayabaca deberá responder a denuncia. Foto: El Regional
Wilson  Siancas

Para este lunes 18 de octubre a partir del mediodía fue reprogramada la audiencia de prisión preventiva para 11 detenidos en el caso del Clan Marchena, en el que se encuentran involucrados los alcaldes de Ayabaca y Lagunas, Baldomero Marchena Tacure y Humberto Marchena Villegas, respectivamente, denunciados por los presuntos delitos de colusión agravada y asociación ilícita para delinquir en la modalidad de crimen organizado.

En el requerimiento presentado por el fiscal provincial Luis Ramos Rioja del Primer Despacho de la Fiscalía Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Sullana, también están incluidos los funcionarios Christian Merino Samamé, Bianca Nonajulca Ávila y Danni Teresa Rivera Calle, los contratistas Darío Palacios Aguilar, Ángel Miguel Sandoval Ojeda, Mirian Consuelo Rivera Malacatos, Guillermo Valle Tocto, Nélida Niño Rivera y Carlos Alberto Flores Paz.

PUEDES VER: Piura: congresistas respaldarán reubicación de aeropuerto de Castilla

El Ministerio Público informó que la investigación por el caso del Clan Marchena comprende alrededor de 300 folios y más de 20 tomos de información, por lo que algunos abogados no habrían tenido tiempo suficiente para analizar el detalle de cada una de las acusaciones, así que solicitaron aplazar la audiencia.

En tanto, la defensa del imputado Humberto Marchena solicitó al juzgado el traslado de su defendido a un centro de salud, pero la Fiscalía se opuso y el juez Jorge Nole denegó tal pedido, autorizando solamente que un médico se constituya a la dependencia policial para examinar al alcalde de Lagunas.

Cabe indicar que los 11 detenidos se encuentran distribuidos en los calabozos de las diferentes comisarías de Sullana con el fin de mantenerlos separados.