ELIMINATORIAS QATAR 2022 - Revisa aquí la tabla de posiciones actualizada

Se hizo el milagro: separan a siameses en Arequipa

Proeza. Equipo de 24 profesionales por 6 horas lograron desunir a Neythan y Dylan los gemelos que nacieron en la ciudad de Arequipa. Uno de ellos es observado en UCI del hospital Goyeneche.

Proeza. 24 profesionales intervinieron en cirugía para separar a siameses en hospital Goyeneche de Arequipa. Foto: Cortesía Hospital Goyeneche
Proeza. 24 profesionales intervinieron en cirugía para separar a siameses en hospital Goyeneche de Arequipa. Foto: Cortesía Hospital Goyeneche
Elmer Mamani

Dylan fue el primero en salir del Centro Quirúrgico del hospital Goyeneche. Ya no unido a su hermano Neythan, con quien compartió tejidos y nervios de la espalda durante la gestación y 50 días después del parto. Sus padres, los venezolanos Luis David Lozada y Keily Zambrano Rodríguez, vieron esperanzados como era trasladado por el personal médico hacia la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) a las 16.20 horas. Por seguridad permanecerá en esa área, informó el padre. “Dependiendo como va evolucionando le van a quitar el ventilador”.

Abrazados, él y Keyli no se movieron ningún instante de la puerta del quirófano durante las 6 horas que duró la intervención. Llegaron al nosocomio a las 3 de la madrugada casi sin pegar los ojos por el nerviosismo. “Les di la bendición y les dije que todo va a estar bien”, detalló Keily.

Neythan salió de sala quince minutos después. También en incubadora, pero en mejor condición. Igualmente sus padres lo acompañaron hasta Neonatología, donde será observado. “Está despierto, tranquilo, evolucionado poco a poco”, indicó Luis David. Su pareja agradeció a los 24 profesionales que participaron de todas las fases de la operación.

PUEDES VER: El 4% de adultos mayores en Arequipa no fueron vacunados contra la COVID-19

La separación

Tres horas antes, Neythan y Dylan dejaron de ser siameses. A las 13:29 horas de esa tarde un microscopio quirúrgico terminaba de realizar el corte de cerca de 7 centímetros de diámetro de piel, separando nervios y vasos sanguíneos que los unían. La máquina permitió su detección al ser de diminuto tamaño. Una etapa complicada era el sangrado en el corte. La pérdida de mililitros hubiera sido fatal. “Pero ha sido controlado”, afirmaba el director del Goyeneche, Juan Herrera.

El segundo proceso era organizar los nervios que hayan sido separados para ubicarlos en la zona anatómica. Similar proceso con los vasos sanguíneos. Cada uno fue trasladado a una sala distinta. Abrahan Ocharan Miranda cirujano de EsSalud cerró la herida de Dylan mediante una “plastía con colgajos de avance”. Mientras que el cirujano plástico Jorge Luis Armendáriz del Hospital Honorio Delgado, hizo lo propio con Neythan con resultados satisfactorios. No se requirió la piel humana o de chancho que se contaba por precaución.

Las 72 horas siguientes serán cruciales para saber que se viene para ambos bebés. “Los efectos de la intervención se notarán en el proceso de recuperación”, explicó Herrera. Por el corte de nervios hay la probabilidad de que uno pierda más sensibilidad o movimiento en la zona que el otro.

“El tiempo de recuperación va a depender de lo que pase en la cirugía. No sabemos cuánto tiempo más van a estar en el hospital”, refirió Keily tras conversar con los especialistas.

Por lo que sí pasarán es por rehabilitación física. Ello se debe a las complicaciones causadas por la posición en que estuvieron desde la gestación y la otra por la deformidad que tienen, Neythan en el pie derecho y Dylan en el izquierdo.

“Ambos son bien activos. Responden a su nombres, son totalmente sanitos”, cuenta su madre.

Keily y Luis David se conocieron y enamoraron en Arequipa. Confiesa que fue mejor que sus hijos nacieran acá en Perú, donde es más accesible la compra de pañales o medicinas que en su natal Venezuela. No espera la hora en que sus bebés se reúnan con su hijo mayor, Ithan. “Mis tres hijos son peruanos”, concluye.

Profesionales de la hazaña

La separación de los siameses es toda una proeza en la ciudad de Arequipa. El director del Goyeneche, Juan Herrera Chejo, sostiene que no hay precedente similar. El primer equipo de neurocirujanos y anestesiólogos del hospital Goyeneche, estuvo a cargo de los neurocirujanos Javier Espinoza y Alfredo Paredes. Ambos separaron a los gemelos. Mientras el cierre de estructuras anatómicas que involucran la columna vertebral lumbo sacra y reconstrucción de plano muscular y piel fue trabajo de los neurocirujanos Jhon Aroquipa, Romny Pari y el residente de neurocirugía Eyner Román. Los cirujanos Abrahan Ocharan de EsSalud y Jorge Luis Armendáriz del Hospital Honorio, cerraron las heridas.