Padres de bebés siameses en Arequipa: Ya queremos tenerlos en brazos y llevarlos a casa

Este lunes son sometidos a una cirugía de separación en el Hospital Goyeneche. Los padres se mostraron nerviosos, pero confiados en la labor de los médicos.

Los padres de los bebés se encuentran en el hospital Goyeneche desde las 3.00 a. m. Foto: Rodrigo Talavera/La República
Los padres de los bebés se encuentran en el hospital Goyeneche desde las 3.00 a. m. Foto: Rodrigo Talavera/La República
Alexis Choque

Luis Lozada y Keily Zambrano llegaron este lunes 11 de octubre a las 3.00 a. m. al Hospital Goyeneche de Arequipa. Tras 50 días del nacimiento de sus pequeños Neythan y Dylan, este lunes por fin los dos bebés siameses, que nacieron unidos a la altura de la cadera, son operados para ser separados.

La intervención a cargo de 30 médicos inició pasada las 8.30 a. m. En afueras del Departamento de Anestesiología y Centro Quirúrgico se encontraban los dos padres extranjeros, visiblemente nerviosos y preocupados.

“Confiamos mucho en los doctores, sabemos que son los mejores. Estos 50 días mi esposo es quien ha estado más tranquilo, me daba fuerzas y paciencia. Ya queremos cargarlos en brazos separados y llevarlos a casa”, señaló Keyla.

PUEDES VER: ¿Cómo será la separación de los bebés siameses?

La mujer contó, además, que los médicos siempre estuvieron dispuestos a realizar la operación en Arequipa, y no trasladarlos a la ciudad de Lima. “Para nosotros iba a ser difícil irnos a Lima, vivimos hace 4 años aquí y no tenemos la condiciones económicas para residir en Lima. Los médicos nos han hecho entender que los pequeños no solo son importantes para nosotros, sino también para ellos”.

Por su lado, Luis señaló que esta situación les había quitado inclusive el apetito. “Estamos desde las 3 de la mañana aquí, solo hemos tomado un café y no pensamos en nada más. Vamos a estar aquí las 9 horas y esperamos que todo salga bien”, indicó.

Lazy loaded component

Agregó, finalmente, que durante la mañana han estado recibiendo llamadas y mensajes de apoyo por parte de sus amigos, parientes y compatriotas.

Los bebés serán intervenidos durante nueve horas. Foto: Rodrigo Talavera/La República