Ministra de Cultura coordina protección de Ruth Shady

Ante amenazas a la guardiana de Caral. Gisela Ortiz indicó que harán respetar fallo judicial que reafirma el retiro de invasores.

Víctima. Ruth Shady, descubridora de la ciudad sagrada de Caral, y su equipo son amenazados. Foto: difusión
Víctima. Ruth Shady, descubridora de la ciudad sagrada de Caral, y su equipo son amenazados. Foto: difusión
Óscar Chumpitaz

El temor, la angustia y la impotencia se apoderan de la arqueóloga Ruth Shady, quien descubrió Caral, la ciudad más antigua de América, ubicada en el valle de Supe, provincia limeña de Barranca. Y es que ella viene recibiendo amenazas de muerte por parte de invasores de ese complejo histórico adscrito al Ministerio de Cultura (Mincul).

Estas intimidaciones incluso se han extendido a todo su equipo de trabajo. Los usurpadores han construido precarias viviendas durante la pandemia y los ocupantes pretenden hacerse pasar por agricultores para sorprender a las autoridades.

“Les gusta quitar a la gente sus tierras (…) Les vamos a dar vuelta, sabemos sus movimientos (…), van a terminar cinco metros bajo tierra”, es uno de los mensajes que causa zozobra y preocupación a Ruth Shady y a todos los funcionarios de la zona arqueológica de Caral.

PUEDES VER: Ministra Gisela Ortiz sobre Ruth Shady: “Es responsabilidad del Estado apoyarla y defender Caral”

Anuncian acciones

Al respecto, la flamante ministra de Cultura, Gisela Ortiz Perea, dijo a La República que este problema viene de años y que es un deber del Estado proteger no solo a los trabajadores sino a todas esas invaluables evidencias arqueológicas, patrimonio de la Nación y de la Humanidad, que podrían ser destruidas.

“Hay un proceso judicial concluido y tenemos que averiguar por qué no se cumple esa sentencia de la Corte Suprema. Tiene cinco años, debería darnos vergüenza y preocupación”, indicó la ministra Ortiz.

Asimismo, aseguró que se están coordinando acciones con el Ministerio del Interior para garantizar no solo la vida de la destacada arqueóloga y su equipo de trabajo, sino de la misma ciudad sagrada.

"Tenemos que averiguar por qué no se cumple esa sentencia de la Corte Suprema. Tiene cinco años, debería darnos vergüenza y preocupación", afirmó la ministra Ortiz. Foto: Mincul

PUEDES VER: BBC expone el caso de Ruth Shady, amenazada por traficantes de terrenos

“Hoy (ayer) conversé con la doctora Ruth Shady sobre la situación de inseguridad y peligro que viven ella y su equipo. Es responsabilidad del Estado apoyarla y defender Caral en toda su extensión”, indicó.

Y es que la última sentencia falló a favor del Ministerio de Cultura en primera y segunda instancia, en la Corte Suprema de Justicia de la República, precisamente en la Sala de Derecho Constitucional y Social Permanente (caso N.° 8285-2016) y reafirmó el retiro de los invasores.

Sin embargo, desde que se emitió esa sentencia judicial se inició una campaña de desprestigio, difamación, calumnias y amenazas de muerte contra la investigadora Ruth Shady y los funcionarios de Caral.

PUEDES VER: CNDDHH recolecta firmas ante campaña de desprestigio contra ministra Gisela Ortiz

Evidencias en peligro

Como es de conocimiento público, gracias a los trabajos que se realizan en la ciudad de Caral, desde 1995, por el equipo profesional de la Zona Arqueológica Caral (ZAC), se ha confirmado que el sector denominado Chupacigarro está conformado por edificios piramidales, plazas circulares hundidas, muros con monolitos y un conjunto de recintos, terrazas y cementerios.

Todas estas evidencias están siendo amenazadas por los invasores, quienes aducen ser propietarios de los terrenos y hacen caso omiso a los pedidos de la ZAC de retirarse de la zona, así como dejar de regar y arar los terrenos destruyendo la evidencia existente.

PUEDES VER: Gisela Ortiz Perea juró como nueva ministra de Cultura

La palabra

Gisela Ortiz Perea, ministra de Cultura

“Hay un proceso judicial concluido hace cinco años y tenemos que averiguar por qué no se cumple esa sentencia de la Corte Suprema que reafirma el retiro de los invasores. Vamos a tomar acciones”.