Presunto feminicidio en Puente Piedra: esposos son hallados sin vida en su domicilio

Hijo de la pareja halló los cuerpos sin vida de sus progenitores. El padre llevaba un arma de fuego consigo y la Policía no descarta que se trate de un feminicidio y posterior suicidio.

Hijo mayor de los esposos halló sus cuerpos sin vida. Foto: Raúl Egusquiza/URPI-LR
Hijo mayor de los esposos halló sus cuerpos sin vida. Foto: Raúl Egusquiza/URPI-LR
Sociedad LR

Raúl Egúsquiza/URPI-LR

La violencia de género se habría cobrado una vida más. En una residencial del distrito de Puente Piedra encontraron sin vida a una pareja de esposos, cuyos cuerpos presentaban heridas de impacto de bala.

Los fallecidos fueron identificados como Rosi Flor Tafur Suárez, de 50 años, y Eli Abraham Ortiz Benancio, de 47 años, a este último se le halló un arma de fuego, en la mano derecha. La Policía sospecha de presunto feminicidio y posterior suicidio del posible victimario.

Los hechos sucedieron en la residencial Las Camelia, en Zapallal. Fue el hijo mayor de los fallecidos quien llegó al domicilio y encontró los cuerpos de sus padres. Al ver la trágica escena, no descartó que su padre haya disparado contra su progenitora y luego este se quitara la vida.

PUEDES VER: Capitán se suicidó en carceleta tras ser detenido por abusar de su hija

Los cónyuges llevaban 4 años residiendo en el lugar. El presunto feminicida habría servido a la Marina de Guerra del Perú con el rango de oficial y la fémina laboraba como comerciante por la zona.

En el exterior de la vivienda llegaron familiares consternados por lo sucedido, guardando total hermetismo.

El caso ha sido puesto a disposición de la Depincri de Puente Piedra para la investigación de los hechos. Los cuerpos fueron trasladados a la Morgue Central de Lima para la correspondiente necropsia de ley.

Feminicidios en el Perú

Según datos del programa Aurora, del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, hasta agosto de este año se produjeron casi 100 feminicidios a nivel nacional y el 70% de estos se perpetraron por las parejas o exparejas de las víctimas.