En regiones del sur hay 1,292 obras paralizadas por malas gestiones

De acuerdo al portal Infobras en el país hay 2,968 proyectos truncos, el 43% está en el Sur. Cusco lidera la lista con 609 obras, mientras que en Arequipa hay 105. Expedientes mal hechos, falta de habilitación urbana son las causas.

Promesa. Alcaldes tuvieron breve reunión con el Premier en Arequipa, este prometió una audiencia para atender sus reclamos de la deuda.
Promesa. Alcaldes tuvieron breve reunión con el Premier en Arequipa, este prometió una audiencia para atender sus reclamos de la deuda.
LR Sur

Elizabeth Huanca / Zaida Tecsi

En el país, existen 2,968 obras paralizadas en donde se invirtieron más de S/ 29 mil millones. El 43% de estas, es decir 1,292, están ubicadas en el sur del país según el Sistema Nacional de Información de Obras Públicas -Infobras.

Cusco concentra 609 obras truncas, la mayor cantidad en el país. Puno tiene 306 proyectos parados, Apurímac 156.

Las causas están relacionadas a procesos arbitrales en marcha, medidas cautelares y la ineficiencia de las anteriores y actuales gestiones ediles y regionales en impulsar y destrabar proyectos.

PUEDES VER: Distribuidoras ya aplican nuevo incremento del balón de GLP

El economista de la Universidad Católica de Santa María, David Espinoza señala que la paralización de obras es una clara muestra de la pésima gestión de las autoridades, además de la corrupción. “Inician obras con expedientes mal hechos o sin la habilitación de terrenos. Ahí empieza el problema”, reclama.

Problemas en el Cusco

En la región Imperial, los proyectos abandonados se ubican en las provincias de La Convención (129), Calca (69) y Chumbivilcas (62). La mayoría se iniciaron por administración directa por diferentes niveles de gobiernos, incluso el nacional.

El 30% de estas obras están relacionadas a transportes y el 22% a educación. Es decir, carreteras, caminos vecinales, trochas carrozables, puentes, construcción y mejoramiento de instituciones educativas.

La más emblemática en Cusco es el hospital Antonio Lorena. La construcción se paró en el 2015 luego que el gobierno regional rescindió el contrato con la constructora. El nosocomio, en 2012, le fue encargado a la brasilera OAS, inmersa en el caso Lava Jato, la red de corrupción más grande del país.

PUEDES VER: Guido Bellido dispara contra la prensa, congresistas e insiste en expropiar gas

Otra obra trunca es la renovación y mejoramiento de sistema de agua potable, desagüe en la ciudad universitaria de Perayoc-Unsaac. Se paralizó al 81% por incumplimiento del contratista en el 2019.

El gobernador regional Jean Paul Benavente aclaró que de la totalidad de obras paralizadas muy pocas corresponden al gobierno regional. Explicó que su gestión asumió decisiones estratégicas para destrabar la cartera de proyectos que heredó.

A la espera

En la región Arequipa, la mayoría de obras en stand by corresponden a las comunas distritales y provinciales. De los 109 proyectos en espera, 42 se concentran en la provincia de Arequipa e iniciaron entre 2017 y 2019. Se trata de mejoramiento de colegios, obras de agua y desagüe e infraestructura vial. Las comunas de Cerro Colorado (08) y Socabaya (06) son los que tienen el mayor número de obras paralizadas en la ciudad.

No obstante, un caso que llama la atención a nivel de distritos es el caso del Puente Huarangal en Alto Selva Alegre, una obra iniciada en 2018 en la gestión de Omar Candia y que permanece paralizada por errores en el expediente técnico. El alcalde Samuel Tarqui, anunció que se retomará en las próximas semanas, sin embargo, su presupuesto creció de S/ 3 millones a más de S/ 8 millones, lo que grafica el alto costo de la paralización.

De toda la lista de proyectos varados, el Gobierno Regional de Arequipa, ostenta aquellos con mayor presupuesto. Infobras, apunta directamente a la obra de 4 carriles, que pretende descongestionar el tráfico del Cono Norte. El proyecto nació en la gestión de la exgobernadora Yamila Osorio y contempla a la fecha, la inversión de S/. 249 millones 172 mil. El mayor problema se concentra en el tramo III de la obra a cargo de Consorcio Vial. La empresa se comprometió a retomar las obras en agosto pasado, pero ello no ocurre a la fecha. Hay superposición de redes y tuberías de Seal, Sedapar y Naturgy gas. La empresa además señala que los expedientes están mal hechos. El puente Añashuayco 2, parte del Tramo I, tampoco avanza.

PUEDES VER: Qué camino tienen alcaldes de Arequipa para cobrar S/ 1.000 millones de regalías

También se advierte la paralización del colegio IE 40205 Manuel Benito Linares de Socabaya. El proyecto tiene una inversión de S/ 17 millones 997 mil. De forma paralela, los hospitales de Cotahuasi (La Unión) y Camaná también se encuentran truncos.

Sobrecostos y perjuicio a la población en obras

El economista Glenn Arce señala que la paralización de una obra genera impactos sumamente negativos. El primero, los sobrecostos al proyecto y el perjuicio social a la población afectada por la obra inconclusa. Sobre el primero explica que los estándares nacionales advierten que tras una paralización el sobrecosto máximo debería llegar a 10%. No obstante, la realidad es otra. Un claro ejemplo se advierte en la variante de Uchumayo, ejecutada en tres gestiones regionales que de costar S/ 162 millones superó los S/ 600 millones. “Con la coyuntura actual y el incremento del dólar tengan por seguro que todos los proyectos paralizados tendrán un amplio sobrecosto”, advirtió.

En ese contexto, para David Espinoza el Estado debería priorizar la licitación de los proyectos antes que la ejecución por administración directa .”Termina siendo más cara y burocrática”. Esa es la verdad.