SPIDER-MAN: NO WAY HOME - Todo lo que debes saber sobre la preventa de entradas

El regreso a clases, una urgencia con colegios en abandono en Lima Metropolitana

Radiografía escolar. Docentes de San Juan de Miraflores, Independencia, entre otros, instan volver a clases; no obstante, advierten la precariedad de sus centros de estudios.

Estudiantes captan señal en la cima de un cerro para descargar sus clases virtuales. Foto: Antonio Melgarejo / La República
Estudiantes captan señal en la cima de un cerro para descargar sus clases virtuales. Foto: Antonio Melgarejo / La República
María de los Angeles Morales Isla

Tras más de año y medio encerrados por la pandemia, un grupo de niños retornó a las aulas en lugares amplios y con las condiciones básicas de bioseguridad en los distritos con más recursos de Lima Metropolitana. Sin embargo, desde la periferia de la ciudad, otros menores comparten sus celulares y luchan por acceder a la conectividad. Los profesores al unísono piden abrir colegios, pero remarcan una gran desigualdad: sus casas de estudios están en abandono.

De acuerdo con Helí Ocaña, titular del Colegio de Profesores del Perú, el 65% de escuelas en Lima Metropolitana cuenta con los servicios básicos, pero hay otras necesidades no cubiertas. “Eso no significa que tengan lo que requieran, hablamos de infraestructura, hay colegios que no tienen patio. También hay colegios privados que invaden las calles”, precisó.

Gabino Gamarra, docente de San Juan de Miraflores y miembro del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Educación del Perú (Sutep), informó que su institución presentaba problemas desde mucho antes de la pandemia. “Yo soy del colegio de Túpac Amaru, su infraestructura tiene más de 50 años, está a punto de colapsar, están en aulas prefabricadas, no sé cómo (se) estará evaluando el retorno semipresencial”, comentó indignado.

PUEDES VER: Minedu y gobiernos regionales crearán un currículo nacional descentralizado

Brecha de infraestructura

En una entrevista con La República, el ministro de Educación, Juan Cadillo, sostuvo que la brecha de infraestructura supera los 400 millones de soles a nivel nacional. Es necesario recordar que, según una resolución ministerial del sector, el 25% de matrículas de educación básica regular (EBR) se encuentra en Lima Metropolitana.

Asimismo, de acuerdo a los lineamientos de la Dirección Regional de Educación de Lima Metropolitana (Drelm) del Minedu, eso significa gestionar la educación de 2 287 801 alumnos, lo que equivale al número de estudiantes de 11 regiones del país. Además, la cifra se registra en la UGEL 1, cuyo distrito de San Juan de Miraflores agrupa a 368 855 escolares.

PUEDES VER: Unicef sobre plan de emergencia de educación en Perú: “Vemos con preocupación las metas”

“En su mayoría, (los colegios) tienen problemas de agua potable, no están mínimamente garantizados, queremos volver a clases, pero con las condiciones (adecuadas)”, relató Gamarra, docente del distrito.

Por medio del Sistema de Seguimiento de Alerta Segura, el Minedu informó que, en Lima Metropolitana, están habilitadas 5.946 instituciones educativas para algún tipo de presencialidad, de los cuales 4.139 son privadas. Los de educación pública no alcanzan los 2.000, menos en los distritos con mayor población y deserción escolar.

Colegios habilitados. Foto: Composición La República

En Independencia, por ejemplo, solo se habilitaron tres instituciones, las cuales aún dependen de la aprobación de los padres y autoridades. Wilfredo Gregorio Nicasio, docente del distrito y secretario del sector del Sutep, sostuvo que el 80% de instituciones no cuenta con las condiciones necesarias, ya que que si bien tiene los servicios básicos, está en abandono.

PUEDES VER: Ricardo Cuenca niega que su gestión no haya acelerado el retorno a clases semipresenciales

“No tiene infraestructura. Está deteriorado. Los mobiliarios están destartalados. Un pabellón está declarado en emergencia hace cincos años. En los Lima, en los distritos adyacentes, es triste la realidad, no tienen internet ni radio”, agregó.

Ante la brecha de infraestructura, el Ministerio de Educación recalcó a este diario que se cuenta con centros educativos públicos que sí cumplen con las condiciones epidemiológicas; además, comentó que se dispuso la compra de kit de higiene y el monto ha sido enviado a las cuentas de las instituciones. La cartera realizará también una evaluación para observar las necesidades de las escuelas.

PUEDES VER: Más de 4.200 estudiantes con discapacidad auditiva se encuentran matriculados en colegios

¿Seguir con las clases virtuales?

La Defensoría del Pueblo reportó serias falencias en el acceso a internet que impedían la implementación de Aprendo en casa. A a eso se suma que, según los maestros, los menores comparten un mismo recurso tecnológico con sus hermanos, lo que agrava la inasistencia a clases.

En tanto, el Minedu comentó a este medio que está trabajando con el Ministerio de Transporte y Comunicaciones para implementar mejoras en la conectividad.

“He tenido clases con el aula de segundo año y cuarto año. En segundo año, solo (estuvieron) dos alumnos (de aproximadamente 20). ¿Cuál es el argumento? Tengo problemas con internet”, contó Gamarra.

Ocaña, del Colegio de Profesores del Perú, incidió en la falta de recursos tecnológicos, así como en la ausencia de un acompañamiento educativo en casa, que converge con el nivel de pobreza.

En San Juan de Lurigancho, San Martín y Carabayllo tienen señales pésimas. No tienen conectividad, muchos dependen de sus recursos, algunos tienen dificultades familiares y, por el analfabetismo, no tienen ayuda para resolver a temas específicos”, puntualizó.

Impacto de la virtualidad

La Drelm detalló en un informe que la proyección de deserción escolar de 2020 y 2021 es de 25% solo en Lima Metropolitana, más del triple de lo que fue en el periodo 2018-2019 (8%) para la capital. Esto ocurrió debido a que la pandemia de la COVID-19 impactó en el nivel socioeconómico de muchas familias.

En el tercer hito del 2020, en instituciones educativas públicas, un 8% de estudiantes en educación básica regular no accede al servicio educativo, es decir 89.975 estudiantes. De esa cifra, 50.000 alumnos continúan sin atención . Solo la UGEL de San Borja logró que el 60% de alumnos se reinsertara a algún servicio educativo por medio de la estrategia Aprendo en casa o visita domiciliaria tras la carencia de recursos tecnológicos. Los más afectados son los distritos de los conos, donde por UGEL se bordea más de 8.000 estudiantes. Estos números son solo de EBR y se incrementan si se observa otros niveles educativos.

UGELRetorno escolarSin atención
01 San Juan de Miraflores9.475 (53, 74%)8.156
02 Rímac6.652 (42,90%)8.854
03 Breña3.329 (37,43%)5.565
04 Comas5.128 (39,45%)7.870
05 San Juan de Lurigancho5.357 (37,71%)8.850
06 Ate4.960 (37,60%)8.105
07 San Borja4.074 (61,04%)2.600

No obstante, es precisamente en la UGEL en la que más se registra un progreso en el retorno a clases en la que se priorizó la semipresencialidad. Así, los dos primeros fueron el Cambridge College, privado de Chorrillos, y Elizabeth Espejo de Marroquín, público de Miraflores, aunque también se alistan para retornar a las aulas cuatro centros educativos en Lurín, San Martín de Porres, Carabayllo y El Agustino.

Al respecto, los docentes exigen vacunación, apoyo en la conexión a internet, así como el mejoramiento de la infraestructura de sus centros educativos. “Lo que se tiene que hacer es que se dé en igualdad de condiciones, el hecho de que (los colegios) tengan problemas, no significa que se tenga que relegar y poner a las instituciones de dinero”, dijo Gamarra.