Arequipa: atentado al patrimonio y municipio no sanciona de manera ejemplar

Caso emblemático. Hace dos años, se intervino en una construcción irregular en los altos del Portal de San Agustín 115, en el corazón de la Plaza Mayor. La obra no tenía la licencia de construcción. Municipio ordenó sanción que hasta ahora no se aplica. Presunto infractor inauguró un restobar.

Sin sanción. En altos del Portal de San Agustín se construyó un restobar. Municipio intervino hace dos años. Como no hizo efectiva sanción sigue funcionando.
Sin sanción. En altos del Portal de San Agustín se construyó un restobar. Municipio intervino hace dos años. Como no hizo efectiva sanción sigue funcionando.
LR Arequipa

Elizabeth Huanca Urrutia

El Centro Histórico de Arequipa es Patrimonio Cultural de la Humanidad, título conferido por Unesco. Proyectos inmobiliarios modernos y construcciones improvisadas en casonas y monumentos amenazan destruirlo.

Eso ocurre en el Portal de San Agustín 115 de propiedad de José Jafet Romero Tapia, primo del exalcalde de Arequipa, Yamel Romero Peralta.

El dueño del predio, ubicado en uno de los monumentos históricos más representativos de Arequipa, levantó en los altos del portal (azotea) una amplia edificación en base a fierro y policarbonato, donde funciona un “restobar” de nombre “Waya”.

PUEDES VER: No podemos esperar que acabe el COVID para regresar a clases

La obra fue intervenida por la Gerencia del Centro Histórico el 11 de julio de 2019. De esa fecha, hay un acta de intervención que ordenó paralizar la obra, “por construir y demoler sin contar con licencia en los monumentos históricos”. De forma preliminar se impuso una sanción de S/ 42 000 y se dispuso “la reparación de los daños causados y/o la demolición de las obras complementarias al monumento”.

La Municipalidad Provincial de Arequipa aún no ha hecho efectiva la sanción, sin embargo, el propietario concluyó los trabajos y puso en operación su negocio.

La ordenanza municipal 115-2001 (art. 3) prohíbe edificaciones por encima de los tres pisos o 9 metros de altura en la Zona de Tratamiento 01, Cívico-Cultural, que involucra la Plaza de Armas y varias calles del Centro Histórico. Ello con el fin que no se afecte la imagen urbana y destaquen las cúpulas de las iglesias y las torres de La Catedral.

En ese entendido, sacar una licencia de construcción en esta zona merece un tratamiento especial de la comuna. El documento se obtiene con visto bueno de una comisión técnica. En este caso, el propietario no realizó el trámite y construyó sin autorización, además, de acuerdo a la norma en mención, estaría afectando el patrimonio de Arequipa.

PUEDES VER: Hospitales del sur que no pueden concluir hace 10 años

Como el caso de Romero, hay otros seis procesos por construir en los altos de los portales ubicados en la Plaza de Armas sin sanciones.

Lentitud en el proceso

El gerente del Centro Histórico, César Berríos señaló que el área cumplió sus competencias y concluyó su accionar al intervenir la obra. Señaló que, el proceso de sanción corre por cuenta de la Gerencia de Administración Tributaria (GAT).

El caso llegó a esa dependencia el 12 de julio de 2019. Fue derivado a la gerencia de Desarrollo Urbano para un informe técnico y se mantuvo estancado por un año y tres meses, desde el 17 de julio de 2019 hasta el 5 de octubre de 2020.

El titular de GAT, Néstor Salcedo, reconoce demora en el proceso, no obstante, señala que tras el inicio de la pandemia (marzo de 2020) varios expedientes quedaron en stand by. A ello se suma la gran carga de procesos del área. Solo en agosto pasado se elevaron a su despacho 122 actas de inicio de proceso sancionador, seis de estas provinieron de Centro Histórico.

PUEDES VER: Evo Morales: entre aplausos y rechazos en Arequipa

Según la ley 27444, Ley de Procedimientos Administrativos, el plazo para la resolución de un proceso sancionador es de nueve meses. Los casos prescriben al cabo de dos años. Sin embargo, de acuerdo a Salcedo, ello ocurre solo cuando hay inacción.

Confirman sanción

El expediente Romero Tapia, actualmente se encuentra en la oficina de Fiscalización Administrativa, dependencia de la GAT. Fuentes de la comuna, revelaron a La República, que la propuesta de sanción hecha, en primera instancia por la gerencia de Centro Histórico, estaría siendo ratificada. De ser así, el infractor tiene hasta 15 días para presentar un recurso de reconsideración o apelación. El primero se resuelve en Fiscalización Administrativa. El segundo, en Gerencia Municipal, que tiene hasta tres meses para dar respuesta.

Con ello se agotaría la vía administrativa, pero el caso podría ser elevado al Poder Judicial. “Con ello el caso se extendería hasta 5 años más”, confiesa Salcedo. Al respecto el alcalde provincial, Omar Candia, reconoce que hay demora en los procesos. Empero, señala que serán muy cuidadosos en preservar los monumentos históricos.

PUEDES VER: Tía María con futuro incierto y sin el respaldo del gobierno

Romero: No es construcción sino una protección

José Romero asegura que el proceso “está terminado” pues los trabajos se hicieron dentro de la norma del Centro Histórico y con el visto bueno de destacados arquitectos. Estos le señalaron que las obra no requería licencia de construcción.

Romero Tapia, afirma que lo que edificó sobre su propiedad “no era construcción sino una protección para su techo de las lluvias”. “Una cosa es construcción otra protección”, comenta en tono molesto. Señala que en su momento responderá de forma técnica a la comuna provincial.

Lo cierto es que existe un proceso en su contra y un acta que lo conmina a paralizar trabajos y reparar los daños causados y/o la demolición de las obras complementarias al monumento histórico”. Romero nunca acató la disposición y el municipio, hasta el momento, tampoco aplica ninguna sanción.