Ayacucho: sentencian a tres policías y dos civiles por tráfico ilícito de drogas

Según la Fiscalía, habrían planeado robar un cargamento de droga para su posterior reventa. Detención de los sujetos ocurrió el 25 de agosto del 2019.

Imputados recibieron entre 11 a 17 años de cárcel. Foto: Fiscalía
Imputados recibieron entre 11 a 17 años de cárcel. Foto: Fiscalía
LR Sur

Tres policías y dos civiles fueron sentenciados entre 11 a 17 años de pena privativa de la libertad efectiva por estar implicados en el delito de tráfico ilícito de drogas en la región Ayacucho.

Se trata de los agentes Merardo Alberto Arboleda Guivar (28) y Pelagio Martin Sánchez Hernández (34), quienes fueron condenados a 15 años de cárcel, mientras que Kervin Orlando Romero Manrique (28) recibió 17 años de prisión, por también ser hallado culpable como peculado de uso.

Los civiles Víctor Gaudencio Pino Gutiérrez (54) y Raúl Llantoy Taipe (23) recibieron 11 años de pena privativa de la libertad efectiva por tráfico ilícito de drogas y tenencia ilegal de armas de fuego y municiones.

PUEDES VER: Juzgado de Ayacucho ordena cárcel para presuntos secuestradores de menor en Puno

Caso

El hecho ocurrió el 25 de agosto de 2019 por inmediaciones de la carretera aledaña al centro poblado de Ocana del distrito de Luricocham, cuando efectivos de la PNP se percataron que un vehículo policial de placa de rodaje EPF-666 permanecía estacionado en la vía con las luces encendidas, logrando observar que en el exterior se encontraban dos personas.

Es así que los agentes de orden intervinieron al Alférez PNP Merardo Alberto Arboleda Guivar y S3 PNP Pelagio Sánchez Hernández, ambos vestidos de civiles, y S3 PNP Kervin Romero Manrique con uniforme. Todos portaban armas de fuego.

Asimismo, se halló a otras tres hombres en el interior de la unidad identificados como Raúl Llantoy Taipe, Víctor Gaudencio Pino Gutiérrez, y Aníbal Huamán Loayza, quienes señalaron que fueron detenidos por no portar documentos de identificación.

Según la acusación fiscal, Llantoy Taipe reveló que fue contactado por su familiar para esperar un cargamento de drogas de alrededor de 150 kilogramos, para lo cual su pariente habría coordinado con los efectivos policiales a fin de arrebatar y robar la sustancia prohibida con el objetivo de revenderla, lo cual no logró a concretarse.

Video recomendado

Lazy loaded component