Loreto: cierran hospital temporal COVID-19 ante la ausencia de nuevos pacientes

Nosocomio que atendió a cientos de personas durante la primera y segunda ola de la pandemia ya no tiene personal de salud para hospitalización y camas se muestran vacías.

Establecimiento fue instalado por la demanda de casos durante el momento más complicado de la pandemia. Foto: Andina.
Establecimiento fue instalado por la demanda de casos durante el momento más complicado de la pandemia. Foto: Andina.
LR Norte

Durante los últimos 30 días, la cifra de personas contagiadas por coronavirus que ingresaron al Hospital Modular Temporal COVID-19 de Loreto disminuyó considerablemente. Esto obligó a las autoridades sanitarias de la región a cerrar dicho establecimiento ante la ausencia de nuevos casos.

Así lo confirmó el jefe de Infectología del Hospital Regional de Loreto, Juan Carlos Celis, en declaraciones recogidas por Andina. El especialista sostuvo que en la actualidad este nosocomio ya no cuenta con personal de salud en hospitalización y las 150 camas de esta área se muestran vacías.

“Hemos tenido que cerrar el hospital porque ya no hay nuevos ingresos”, señaló Juan Carlos Celis. Precisó que en estos momentos solo hay dos pacientes en la UCI que han quedado con secuelas, los cuales se están recuperando, pero ya no contagian la enfermedad y pronto tendrán que abandonar el servicio.

Explicó que esta situación se debería a que gran parte de la población de Loreto (alrededor del 90%) ya se contagió del SAR-CoV-2 en la primera y segunda ola de la pandemia. Además, un sector de los habitantes, correspondiente al 22%, se ha vacunado contra la enfermedad.

Según enfatizó, el panorama se vuelve más alentador debido a que no se ha confirmado ningún caso de la variante Delta de la COVID-19, a pesar de que Loreto es una zona de intercambio con diversas regiones que sí presentan esta variante, como son Lima y otras localidades del norte del país.

No obstante, el jefe de Infectología del Hospital Regional invocó a los loretanos a no bajar la guardia y seguir cumpliendo con los protocolos de bioseguridad que evitan el contagio, tales como el uso correcto de la doble mascarilla, el distanciamiento social y el constante lavado de manos.