Coronavirus en Perú: tercera ola aún es una amenaza, pero nada señala su inicio

Diversos factores influyen. A la fecha no hay ningún indicador que alarme, pero expertos advierten que ocurrirá.

Silencio epidemiológico. Ocupación hospitalaria continúa en descenso por 21 semanas. También la demanda de camas UCI. Foto: Clinton Medina/La República
Silencio epidemiológico. Ocupación hospitalaria continúa en descenso por 21 semanas. También la demanda de camas UCI. Foto: Clinton Medina/La República
Jesica León

A pesar de las alertas de que en setiembre iniciaría la tercera ola del Covid-19 en el Perú, la cual dejaría hasta 115 mil muertes, a la fecha no hay ningún indicador que señale la proximidad de una nueva crisis. Así lo estima el analista de datos del Open Covid Perú, Juan Carbajal.

A nivel nacional, según dijo, llevamos 22 semanas en descenso en el promedio de casos -desde mediados de abril- y con cifras parecidas a la primera semana de abril del 2020.

“Es decir, la segunda ola sigue en descenso. Y de igual modo se percibe en todas las regiones”, resaltó.

Por otro lado, la positividad está en su punto más bajo (pruebas moleculares en 2,5%, pruebas de antígeno en 2,05% y pruebas rápidas en 6,8%). Y sobre la ocupación hospitalaria y UCI, a escala nacional continúa el descenso por 21 semanas y 15 semanas, respectivamente.

“Es preciso ver indicadores como el promedio de casos, positividad y ocupación hospitalaria, pues estos marcan el inicio de algún punto de quiebre en la curva de tendencia”, añade.

¿Por qué hay una demora en la llegada de la tercera ola? La infectóloga Pierina Vilcapoma, del hospital Daniel Alcides Carrión de Junín, señala que, tras una segunda ola tan duradera, la meseta puede prolongarse.

Otro factor que la estaría retrasando es la vacunación que ahora se amplió a más grupos. Y otra razón es que hay diferentes variantes que están compitiendo con la delta. “Y eso puede estar influenciando a que no haya una cepa predominante y por lo tanto podría retrasar la llegada de la tercera ola”.

Sin embargo, cree que de todas maneras habrá una tercera ola, porque tenemos variantes con escape inmunológico. “Va a depender del avance de la vacunación, cómo vaya circulando la cepa delta, cómo actúa la población inmunizada naturalmente o por vacuna y si hay una respuesta inmunológica”.

Agrega que en esta etapa de meseta es importante priorizar la vacunación lo más rápido y que la población siga cumpliendo las medidas de prevención.

Por el lado del Minsa, se ha hecho la compra de 1.700.000 pruebas moleculares. También se ha pagado sueldos y alargado contratos del personal de salud.

Sin embargo, el número de camas UCI (2.120) es aún insuficiente, pues, según la proyección del Minsa, en un escenario conservador de tercera ola, unas 19.869 personas necesitarán de camas UCI y en el peor escenario más de 33 mil las requerirían.

Confirman más de 360 casos de variante delta en el país

El Ministerio de Salud ha identificado más de 360 casos de la variante delta a nivel nacional, informó el viceministro de Salud Pública, Gustavo Rosell.

“Son más de 360 casos, pero sabemos que pueden ser más y se van identificando durante las semanas que realizamos el muestreo a nivel nacional. Por ello, es importante acelerar la vacunación”, sostuvo Rosell.

El número de casos confirmados de esta variante era de 244 el pasado 6 de setiembre. Sin embargo, pese a este aumento, la variante que está predominando actualmente en el Perú es la gamma (brasileña), según lo señala el portal del Instituto Nacional de Salud (INS).