Alertan que obra peatonal en Chiclayo empeoraría caos vehicular

Colegio de Arquitectos afirmó que se desconoce si hay estudio de impacto y certificado de Epsel respecto a situación del alcantarillado. Señaló que MPCH no prioriza obras en pandemia por COVID-19.

Wilmer Ramírez indicó que debe considerarse un estudio diagnóstico sobre el impacto vial. Foto: La República
Wilmer Ramírez indicó que debe considerarse un estudio diagnóstico sobre el impacto vial. Foto: La República
Ysela  Vega

Tras el inicio de los trabajos de peatonalización en la calle Elías Aguirre, el Colegio de Arquitectos de Lambayeque y la Corporación Regional de Empresas de Taxis expresaron su preocupación por el impacto en el tránsito, infraestructura y saneamiento. Además, cuestionaron que la Municipalidad Provincial de Chiclayo (MPCH) no priorice las obras para el desarrollo sostenible de la población.

El ayuntamiento, con una inversión de S/ 436.663, ejecuta la obra por administración directa con la finalidad de mejorar la transitabilidad peatonal en el casco central de la ciudad de Chiclayo, específicamente entre la avenida Luis Gonzáles y calle Colón.

Observaciones técnicas

El decano del Colegio de Arquitectos, Wilmer Ramírez, enfatizó que las obras son bienvenidas y garantizan mejores condiciones en la comunidad, siempre y cuando el expediente técnico y los trabajos sean de calidad y se cumplan los criterios técnicos.

En ese sentido, puso en evidencia su preocupación, pues -dijo- se desconoce si la Gerencia de Infraestructura Pública y el área de Estudios y Proyectos valoraron las especificaciones técnicas que establece la norma, estudio diagnóstico, calidad de materiales, plan de ordenamiento vehicular y un certificado de la Entidad Prestadora de Servicios de Saneamiento de Lambayeque (Epsel) para conocer el estado de las redes de alcantarillado.

Ramírez recalcó que la peatonalización de calles se contempla en algunos documentos de gestión, aunque desfasados, como es el plan director de 1992. Aseveró que es importante considerar las características actuales de la urbe. “Creo que es fundamental contar con un buen expediente técnico y evaluar el impacto vial, pues de lo contrario la obra será deficiente y el tránsito vehicular será un caos”, anotó.

Alcantarillado colapsado

Subrayó que arreglar algunos tramos del alcantarillado en la zona de intervención, no soluciona el problema, debido a que las redes de desagüe han colapsado. “La inversión podría perderse, al considerar que las redes son obsoletas, incluso hay una obra de saneamiento inconclusa desde el 2013 y no se tiene drenaje pluvial”, recalcó.

También mencionó que las autoridades ediles no priorizaron las obras para Chiclayo en saneamiento, limpieza pública y pavimentación en diferentes sectores durante la pandemia por COVID-19.

Más de 30.000 taxis

Por su parte, el presidente de la Corporación Regional de Empresas de Taxis, Luis García, resaltó que la MPCH no consideró las opiniones de los transportistas. Agregó que resulta importante que la comuna considere que son más de 30.000 taxis los que circulan en la urbe y que las arterias adyacentes a la calle Elías Aguirre son angostas.

“Todo indicaría que el problema del congestionamiento vehicular se complicaría. La MPCH debe mostrar su plan de rutas a raíz de la obra peatonal”, afirmó.