Arequipa: Contraloría observa adenda 13 del proyecto Majes Siguas II

Riesgos. Señala que dos de las razones para incrementar el presupuesto a $ 104 millones y cambiar el sistema de riego no están justificadas. La última palabra la tendrá el gobierno regional.

Adenda 13 de Majes Siguas II en la mira.
Adenda 13 de Majes Siguas II en la mira.
Elmer Mamani

Se cumplirán cuatro años de la paralización de Majes Siguas II. En 2017, la concesionaria Cobra propuso el cambio tecnológico ante la aparición de “nuevas circunstancias”, a través de lo que se conoce como la adenda 13. Por ello plantearon obras adicionales que incrementarán en US$ 104 millones el costo integral del megaproyecto. El 6 de setiembre, la Contraloría General de la República, la entidad que evaluó dicha adenda, emitió su Informe Previo N°0069-2021.

Meses atrás ProInversión y el Ministerio Economía y Finanzas dieron opiniones favorables a la reactivación de Majes. Sin embargo, Contraloría en su informe, encuentra que dos de las tres “nuevas circunstancias” no son tales. Advierte 4 riesgos y hace 7 recomendaciones sobre hechos que potencialmente se podrían transformar en riesgos.

Los “escenarios nuevos” alegados por la constructora son tres: el cambio del caudal ecológico para llenar la represa; pérdidas en la conducción y distribución del agua; y el cambio climático. Tanto el Gobierno Regional de Arequipa (GRA) como la concesionaria, Cobra, quisieron hacer pasar las dos primeras como nuevas y posteriores a la firma del contrato del 2010. Contraloría develó que ambas ya eran de conocimiento de las partes.

En el primer caso esgrimen que el caudal para el río Apurímac, pasó de 0.50 a 2.40 metros cúbicos por segundo (m3/s). Por eso alegan que “disminuirá la disponibilidad del recurso en 59,92 hm3 para trasvasar el río Colca” que llenará la represa Angostura del proyecto. “El cambio en el caudal era un escenario previsto desde el periodo de licitación”, concluye contrariamente Contraloría. Explica que el 2 de setiembre de 2010 y antes del cierre del contrato, el ANA emitió el informe en se deben garantizar un caudal ecológico de 2.4 m3/s para el río Apurímac. “…el referido escenario era conocido por el Concesionario”, advierte.

Sobre las pérdidas del 5% de agua en el sistema de riego (canal madre y canales laterales), ya estaban mencionadas en el contrato del 2010 y precisadas en el Texto Único Ordenado (TUO) del 2015. El GRA considera que al no estar en el contrato de concesión se tratan de un nuevo escenario. “No califican (...) dado que con la suscripción del TUO, el Concesionario acepta como valor máximo de pérdidas el 5%”, indica Contraloría.

La única nueva circunstancia que calificó es la del cambio climático. La entidad regional advierte que en una simulación de 33 años, el embalse Angostura solo operaría 296 meses de los 396 analizados. En los otros 100 no habría el volumen mínimo. “Se recomienda al GRA, reevaluar si el Concesionario cumplirá con el volumen anual de 530 Hm3”, dicta el documento.

Las observaciones trasladan años atrás a Huber Valdivia. El ex jefe del Programa Subsectorial de Irrigaciones (PSI) sostiene que se ratifica lo que Contraloría indicó en informes del 2018. “Textualmente decía que faltaba sustento técnico para aprobar la adenda 13. Lo está ratificando”, declaró. Sobre la postura ante el cambio climático, sostiene que es un proceso que viene de 30 años atrás.

Una de las obras adicionales de la adenda 13 es el cambio del sistema de distribución de canales abiertos a tuberías. Valdivia asegura que con la postura de Contraloría, se debe volver al proyecto original “que no tiene objeciones”.

“Se le debería decir al concesionario, ‘mira volvamos al proyecto original’. Si no les satisface se tendría que hacer una nueva convocatoria”, sostuvo. Una propuesta que difícilmente aceptaría el gobernador regional Elmer Cáceres Llica, que pasó de estar en contra a defender la adenda 13.

Para Contraloría, la pelota está en la cancha del GRA. Sostiene que corresponde al concedente (GRA) cautelar el cumplimiento de causales para poder modificar el contrato y salvaguardar los recursos públicos. Nelson Shack, contralor general, en oficio enviado al gobernador Cáceres le indica que deberá remitir las medidas adoptadas antes los riesgos.

Tras evaluación de Contraloría, el expediente deberá pasar al Consejo Regional de Arequipa para su debate final. Valdivia sostiene que sus miembros deben considerar las recomendaciones. “Esto no queda ahí nomas. Contraloría está advirtiendo ‘yo te dije’ antes de que se cometa el desatino”, sostuvo.

Solo con la concesionaria Cobra

Con la adenda 13, Majes Siguas II pasara de costar de US$ 550 millones a US$ 655 millones. Un incremento del 19% por el que se debe modificar el contrato o la realización de un nuevo proceso de selección, según Ley Marco de las Asociaciones Públicas-Privadas (APP). Consultado el GRA por este punto respondió que la ejecución de la ‘inversión adicional propuesta en el proyecto de Adenda no es factible de ser otorgada a otra empresa’. “No es posible que otro agente realice solo la parte del Expediente correspondiente al Cambio Tecnológico”, contestó.