EN VIVO - FC Barcelona vs. Athletic Bilbao: sigue el minuto a minuto del partido por la Copa del Rey

Aniego en SJL: “Cada mamá trae un balde de agua. Si la olla común para, no se come”

SJL sin agua. Vecinos piden que cisternas lleguen a las partes altas para no afectar alimentación de los más vulnerables. Según Sedapal, hoy se habilitará el servicio por dos horas en la zona 1.

Sin agua. Colas se multiplican en SJL desde hace 3 días. La gente paga a particulares porque cisternas no llegan a zonas altas. Foto: John Reyes/La República
Sin agua. Colas se multiplican en SJL desde hace 3 días. La gente paga a particulares porque cisternas no llegan a zonas altas. Foto: John Reyes/La República
Milagros Berríos

Con más de 70 horas sin agua, los vecinos de San Juan de Lurigancho (SJL) aún forman largas colas para abastecerse del recurso y denuncian que las cisternas no llegan a las zonas altas, por lo que exigen no más tuberías rotas ni aniegos, como los registrados en los últimos dos años y siete meses.

Este problema se agravó el sábado tras la fuga de aguas servidas en el cruce de las avenidas Los Tusílagos y Próceres de la Independencia, la misma zona que se inundó en enero del 2019. Esta vez, dice Sedapal, el corte obedece a trabajos de empalme y el servicio se restablecerá recién el domingo.

Sin embargo, en plena pandemia, la falta de agua no solo pone en riesgo la salud, sino impacta en otros servicios como la alimentación. Irma Caire, presidenta de la olla común Sagrado Corazón de Jesús de Nuevo Miguel Grau, en la zona de Huáscar, baja tres veces al día hasta la Av. Próceres para recoger agua y trasladarla en motos que cobran S/ 6 por viaje. Eso luego lo usa en su casa y en la olla común, con 100 comensales.

“Estamos haciendo esfuerzos por buscar agua. Cada mamita trae un balde de agua para seguir cocinando. Atendemos a personas mayores, madres solteras y niños. No podemos dejar de cocinar, sino la gente se queda sin almuerzo”, comenta.

Agrega que desde el 2019, cuando ocurrió el primer gran aniego, las cisternas no llegan a zonas altas como la suya y por eso, incluso, deben comprar baldes de proveedores particulares. Tampoco han sido informados sobre los puntos de reparto. “Pedimos que solucionen la obra de una vez. ¿Hasta cuándo vamos a seguir así? ¿Siempre vamos a sufrir por el agua en SJL? No es justo”, dice Irma, quien teme ser contagiada de COVID-19 en las aglomeraciones.

Sin agua. Olla común Sagrado Corazón tiene 100 comensales. Foto: difusión

Servicio por horas

Según Sedapal, las obras del colector Canto Grande, que llevan más de dos años, culminarán antes de fin de año. Para estos días, dicen, se dispone de 67 puntos de abastecimiento y más de 100 camiones cisterna.

En la tarde de ayer informó que de 6.00 p. m. a 8.00 p. m. habilitará el servicio en la zona 2 (de Av. Santa Rosa a la Av. El Sol) y hoy lo hará a la misma hora en la zona 1 (de Av. Los Tusílagos a la Av. El Sol). No obstante, varios vecinos refieren que no reciben agua en dichos horarios. “Necesitamos que las cisternas lleguen a los cerros. Yo pago mi recibo. Trabajo en casas, hoy no iré y me descontarán. ¿Quién me devuelve eso?”, dice una vecina en la Av. Próceres. La Defensoría del Pueblo también demanda que se habiliten más cisternas y puntos de entrega de agua en el distrito más poblado del país. Incluso, municipios como Ate y Lince, el Ejército y los bomberos han movilizado sus cisternas.

El ministro de Vivienda, Geiner Alvarado, hizo referencia a la necesidad de “socializar” las obras de ingeniería ante los “temas colaterales” y “problemáticas”. En tanto, la Comisión de Defensa del Consumidor del Congreso ha citado a los funcionarios de Sedapal y Sunass.

Reparto debe ser gratuito y las 24 horas

Según Sedapal, el reparto con cisternas es gratuito y los puntos de abastecimiento operan las 24 horas. Los ubica en este link: bit.ly/3E2elV5.

Desde hoy el municipio de Lima entregará 5.000 m3 de agua en SJL.

El alcalde de SJL, Alex Gonzales, denunció anoche el cierre de cuatro surtidores de agua.

Para apoyar a la olla Sagrado Corazón de Jesús, pueden comunicarse al 923 537 429.