Niño de 3 años necesita ayuda económica para recuperarse de quemaduras de tercer grado

Menor de edad tuvo contacto con líquido recién hervido. Médicos aplicarán injertos para la restauración de sus extremidades

Menor se encuentra internado en hospital de Chiclayo. Foto: Andina
Menor se encuentra internado en hospital de Chiclayo. Foto: Andina
César  Zorrilla Flores

D. A. M. M. solía ser aquel niño avispado que corre de un lado a otro entonando canciones y llenando la casa de estruendosas sonrisas. Sin embargo, actualmente permanece postrado en la cama de un hospital esperando ser tratado con urgencia para superar un lamentable accidente.

El martes 31 de agosto, cerca de las 10.00 a. m., el menor de edad se acercó demasiado a una olla de chicha de jora recién hervida y cayó al abrasador líquido. El hecho sucedió en La Arena, Piura.

“Acá cocinamos con leña. La olla de chicha de jora caliente ya había sido sacada del fogón y puesta en la tierra para que enfríe. Parece que intentó llenar la bebida con su biberón y al apoyarse se resbaló de lado. Se quemó su manito, carita, oreja, todo del lado derecho”, contó César Augusto Mendoza Sullón, padre del niño.

Su madre rápidamente optó por aplicar agua al área quemada para aplacar los gritos de dolor del infante de 3 años. Luego fue llevado a un centro de salud, pero sus heridas se infectaron y era urgente trasladar a D. A. M. M. a un área especializada.

“Debido a que en Piura no hay un centro especializado en pacientes con quemaduras, y no recibía una respuesta para que mi hijo sea transferido a Lima, el sábado llegamos al Hospital La Merced de Chiclayo”, aseveró el padre, quien trabaja como agricultor en la siembra de arroz.

Los doctores informaron que el niño presenta quemaduras de tercer grado. Resaltaron que en la mano derecha tiene una profunda quemadura y requiere recibir un injerto. “A todas las partes afectadas le pondrán”, añadió el señor Mendoza.

“Por favor, pido de todo corazón que me ayuden económicamente. He dejado de trabajar para acompañar a mi hijo. Estoy durmiendo afuera del hospital junto a otros papás que también esperan por sus hijos. Necesitamos para sus medicamentos e injertos a la piel”, exhortó.

Si deseas apoyar para la recuperación del menor, puedes comunicarte al 900 817 294.