Biblioteca delivery en tiempos de pandemia en Cusco

Chasqui libro. Recorre grandes distancias para llevar obras literarias y textos a niños de poblados donde la tecnología no tiene cobertura.

Los chasquis. Largas caminatas a lugares alejados para llevar libros de lectura a los niños. Foto: La República
Los chasquis. Largas caminatas a lugares alejados para llevar libros de lectura a los niños. Foto: La República
Luis Álvarez Guevara

El Chasqui Libro es un novedoso sistema de préstamos de textos que implementó la Municipalidad Distrital de Poroy, para incentivar la lectura en tiempos de pandemia a niños en edad escolar. Consiste en llevar hasta la puerta de los hogares los textos que los pequeños solicitan mediante mensajes de texto o de voz.

Shuma Yameli, es una niña de seis años, vive en la comunidad de Nueva Ciudad Inca a 12 kilómetros de la biblioteca municipal. Ella tuvo que buscar un lugar con señal de internet para enviar su mensaje de voz solicitando, “un cuentito”.

Con el primer pedido del día los llamados Chasquis inician su larga jornada en el servicio de delivery de libros.

El profesor de nivel primario José Luis Dueñas Mendoza, y el antropólogo Guido Jara Ugarte, son dos trabajadores de la biblioteca municipal de Poroy que se encargan de la noble tarea de recorrer largas distancias ya sea en moto, bicicleta o a pie, para la entrega de libros a sus incondicionales usuarios. Han llegado hasta lugares donde la tecnología no tiene cobertura.

En la comunidad de Nueva Ciudad Inca, la pequeña Shuma Yameli espera con ansias sus “cuentitos” que solicitó muy temprano. Platero y Yo y El Bosque Encantado, en versión infantil, será la lectura que disfrutará esta niña y su hermano menor Jonathan, a quien lee casi todas las tardes, antes de dormir.

“Quizá la falta de Internet o la televisión hizo que muchos niños encuentren un gran interés por la lectura, en mis recorridos hallé, poetas, cantantes, músicos - compositores, son muy buenos lectores y eso me causa satisfacción” refirió José Luis Dueñas, mientras continuaba su recorrido.

Desde que se implantó el sistema delivery en promedio son 30 pedidos que a diario atiende la biblioteca de Poroy. Este centro atiende a 900 menores en sus cuatro comunidades y 32 Asociaciones Pro Vivienda.

Los más pequeños prefieren los clásicos cuentos infantiles y el libro “Coquito”, mientras que los menores del nivel primario o secundario, piden textos de matemática y comunicación para acompañar sus clases.

Premiados por la Biblioteca Nacional

El proyecto ganó el reconocimiento de la Biblioteca Nacional en la categoría “Buenas Prácticas Bibliotecarias”. Obtuvo el premio Jorge Basadre, que consiste en la dotación de 250 libros con títulos y autores más leídos de la temporada.

El nombre de Chasqui libro se debe a que los recorridos que se realizan en el reparto incluye tramos del Qhapaq Ñan.