Más de 400 niños afectados por arsénico sin atención médica tras cierre de consultorios

Lambayeque. El alcalde del distrito de Pacora denunció que este problema se presentó por falta de presupuesto y pidió explicaciones a las autoridades regionales.

Los niños y niñas ya no son atendidas por personal de salud, lo que pone en riesgo su vida, denunció Virgilio Vidal. Foto: La República
Los niños y niñas ya no son atendidas por personal de salud, lo que pone en riesgo su vida, denunció Virgilio Vidal. Foto: La República
Ysela  Vega

Un total de 407 niños, niñas y adolescentes, afectados por el consumo de agua con arsénico en el distrito de Pacora (provincia de Lambayeque), no reciben atención médica desde hace más de un mes debido al cierre de consultorios.

El alcalde Virgilio Vidal informó a La República que este problema es a consecuencia de la falta de presupuesto para contratar al personal de salud. “Las autoridades regionales no asignaron recursos para garantizar la continuidad de la atención para este grupo poblacional vulnerable”, enfatizó.

Responsabilidad

En diciembre de 2020, el entonces gerente regional de Salud Víctor Echeandía anunció la instalación de consultorios en el centro de salud de dicho distrito para la atención exclusiva de los menores de cinco a doce años afectados, a quienes se les identificó altos niveles de arsénico en su organismo.

Sin embargo, este servicio de monitoreo a cargo de un médico, enfermero y biólogo, se suspendió por cuestiones presupuestales.

“El Gobierno Regional de Lambayeque y la Gerencia Regional de Salud (Geresa) son los responsables directos de esta problemática. Las autoridades abandonaron a los niños de un distrito que sufre no solo a causa de la contaminación hídrica por metales pesados, sino también por la pobreza”, expresó.

Piden explicaciones

La autoridad municipal explicó que el galeno fue responsable de la revisión clínica de los niños, así como de realizar el análisis a fin de determinar el funcionamiento de los principales órganos.

En tanto, la labor que desarrolló la enfermera se relacionó al control de crecimiento y desarrollo de los menores, seguimiento de inmunizaciones conforme al esquema nacional de vacunación, así como prevención y control de la anemia.

“Todo se frustró y se perjudica a los menores, cuya vida está en peligro a consecuencia de los efectos mortales del arsénico. Creo que el gobernador regional, Luis Díaz, y el gerente de Salud, Alipio Rivas, deben dar explicaciones por este caso”, enfatizó.

Falta de resultados

La autoridad municipal cuestionó la falta eficacia de la declaratoria de emergencia, la cual –según dijo- concluyó sin que haya resultados concretos.

“Creo que también el Ejecutivo, a través de sus ministerios, es responsable de la situación en la que se encuentra Pacora a pesar de que asumieron compromisos en salud, infraestructura y saneamiento”, subrayó Virgilio Vidal.