ESPECIAL DE LR DATA - Viruela del mono: entre el miedo y la desinformación PARO DE TRANSPORTISTAS - ¿Qué se sabe de la movilización programada para este lunes 27 de junio?

Julio Hidalgo: Vacunatón fue denigrante y Gobierno Regional es responsable

Lambayeque. El jefe de la Oficina Defensorial señaló que se puso en riesgo la salud de las personas al no recibir una atención digna en jornada de inmunización contra la COVID-19.

Julio Hidalgo cuestionó la deficiente planificación de la Vacunatón. Foto: Clinton Medina / La República
Julio Hidalgo cuestionó la deficiente planificación de la Vacunatón. Foto: Clinton Medina / La República
Ysela  Vega

La primera Vacunatón contra la COVID-19 fue denigrante y atentó contra la salud pública, denunció el jefe de la Oficina Defensorial de Lambayeque, Julio Hidalgo Reyes.

Si bien resaltó su importancia ante el peligro de la transmisión comunitaria de la variante Delta del nuevo coronavirus, Hidalgo lamentó que la jornada de inmunización de más de 30 horas haya puesto en riesgo la salud de los lambayecanos. “Esta situación demuestra falta de planificación y disponibilidad de personal para atender a la alta demanda de la población”, expresó.

De esta manera, señaló que la responsabilidad directa es del Gobierno Regional y de la Gerencia Regional de Salud (Geresa), cuyos funcionarios deben responder por este problema a fin de que no vuelva suceder en una próxima fecha.

Incumplimiento de medidas sanitarias

Hidalgo anotó que el Minsa cumplió con enviar más de 92.000 dosis anti-COVID-19 de los laboratorios Pfizer y Sinopharm y la Geresa elaboró el plan operativo; sin embargo, precisó que no se respetó el protocolo sanitario. “La Vacunatón fue denigrante para la población. Se vulneró sus derechos y faltó una atención digna”, anotó.

Enfatizó que se dispuso cuatro centros. Uno de ellos fue el colegio San José, donde se evidenció el incumplimiento del distanciamiento social debido a la aglomeración de personas que exigían ser imunizados. Además, se verificó la venta de colas, ingreso de ciudadanos sin respetar el orden por favoritismo y, en el lugar de una persona, se atendía hasta cinco familiares o amigos.

Julio Hidalgo solicitó a la Fiscalía tomar acciones. Foto. La República

Sin cerco policial

Esta situación empeoró al no existir un cerco de seguridad policial y militar, lo que —aseguró— habría evitado el desorden. También se detectó venta ambulatoria de alimentos, lo que conllevó a que aumentara el riesgo de contagios de SARS-CoV-2.

En esa línea, exigió al Ministerio de Salud mejorar las coordinaciones y a la entidad regional asumir responsabilidades y desarrollar un efectivo plan estratégico. “La autoridad regional debe asumir responsabilidades y subsanar errores”, finalizó.