Retorno a clases y nombramiento de profesores, pero nada sobre Sunedu

Planes. El premier señaló que planteles abrirán de forma gradual hasta marzo del 2022 y que se nombrará a 80.000 docentes al final del gobierno. Expertos exigen que no haya retrocesos en reforma magisterial y universitaria.

En crisis. La educación pública ha sido declarada en emergencia. Los aprendizajes de los niños han retrocedido al 2012. Foto: John Reyes/La República
En crisis. La educación pública ha sido declarada en emergencia. Los aprendizajes de los niños han retrocedido al 2012. Foto: John Reyes/La República
Carlos  Contreras

Hubo anuncios, pero también ausencias en materia educativa. Durante su presentación ante el Congreso, el primer ministro Guido Bellido informó que, en el marco de la declaratoria de emergencia, se trabajará en el retorno progresivo de las clases escolares, la aceleración de la vacunación de los docentes, la convocatoria de concursos de nombramiento y la implementación gradual del ingreso libre a las universidades públicas.

Para esas medidas que buscarán reducir las pérdidas de aprendizajes por la pandemia de la COVID-19, en el 2022 se cuenta con 1.151 millones de soles ya aprobados por el Ministerio de Economía para impulsar estrategias en la educación básica regular y la superior. Eso implica un aumento del 4,4% con respecto al presupuesto del 2021.

En un inicio, Bellido dijo que se entregarán 300.000 tabletas para los estudiantes que no tienen acceso a Aprendo en casa.

También afirmó que con el incremento progresivo de la inmunización, se espera seguir abriendo gradualmente las escuelas hasta marzo del 2022.

“El 59% de los docentes ha recibido su primera dosis y 37% ya tiene ambas dosis. Así, en el segundo semestre del 2021 se implementará el Plan de Retorno a la Presencialidad; para ello, en lo que resta del año se proyecta la vacunación del 100% de los maestros, auxiliares y administrativos (633.068 personas) de la zona rural y urbana”, dijo .

El premier señaló que se destinarán 1.000 millones de soles en el primer año para el pago de la deuda social del magisterio.

También indicó que al término del gobierno se nombrará a 80.000 profesores (50.000 hasta el 2023). Para ello, se propondrá la modificación de la Ley de Reforma Magisterial para contar con una ruta alternativa para el nombramiento. En palabras del titular del Minedu, Juan Cadillo, eso significa que se dará una plaza estable a los docentes que hayan mostrado con evidencias un proyecto de innovación durante dos años.

Hay preocupación

El exministro Daniel Alfaro respondió que la solución para revalorar a la docencia no debe ser bajar la valla, sino subir las capacidades. “Ello promoverá que jóvenes con vocación y talento sigan la profesión. La Reforma Magisterial puede mejorar, pero no debe retroceder”.

A su vez, el secretario general del Sutep, Lucio Castro, afirmó que las 50.000 plazas de nombramiento previstas hasta el 2023 se deben hacer efectivas en el concurso del 2021. También criticó que se haya anunciado que el presupuesto de Educación se aumentará al 4,4% del PBI cuando el presidente prometió elevarlo al 10%.

Se olvidaron de la Sunedu

Sobre el ingreso libre y gradual a las universidades estatales, Bellido señaló que para el 2022 se ha previsto beneficiar a 33.234 estudiantes, a través de las becas manutención y talento regional; así como del programa de nivelación y de la ampliación de vacantes. “El presupuesto es de 313 millones de soles. Adicionalmente, se prevén 88 millones para implementar laboratorios digitales en universidades”.

La congresista Flor Pablo dijo que le preocupaba que no se haya hecho ninguna mención a la Sunedu, siendo esta una institución que evita que haya universidades ‘chicha’.

A no dejar de lado la meritocracia

Enfoque por Marilú Martens, exministra de Educación

La meritocracia en las evaluaciones de los docentes no solo es aceptada por ellos sino que es una razón para que se preparen y mejoren sus prácticas en las escuelas. El ingreso a la Carrera Pública Magisterial debe tener un primer filtro, como la prueba única nacional, para asegurar que los maestros tengan las nociones básicas. Después se puede medir la trayectoria profesional. No hay que flexibilizar ello.

Esa misma idea de la meritocracia se debe mantener con el ingreso libre a universidades, lo cual preocupa. Para eso también hace falta que se respalde a la Sunedu.

Newsletter COVID-19: La República

Suscríbete aquí al boletín de La República y recibe a diario en tu correo electrónico toda la información sobre el estado de emergencia y la pandemia.