Madre de Dios: Rostro Harakbut ha sido reconocido como Patrimonio Cultural

El espectacular monumento de piedra con forma de rostro humano ha recibido esta distinción por su importancia y valor arqueológico para el país.

El Rostro Harakbut se encuentra en la Reserva Comunal Amarakaeri (RCA). Foto: ECA Reserva Comunal Amarakaeri/Facebook
El Rostro Harakbut se encuentra en la Reserva Comunal Amarakaeri (RCA). Foto: ECA Reserva Comunal Amarakaeri/Facebook
Sociedad LR

El Ministerio de Cultura acaba de reconocer como Patrimonio Cultural al imponente monumento de piedra Rostro Harakbut, ubicado en la provincia del Manu, región de Madre de Dios. Así lo dispone la Resolución Viceministerial N.° 000202-2021-VMPCIC/MC publicada hoy en El Peruano.

El sitio arqueológico, una inmensa roca con forma de un rostro humano, se encuentra en la Reserva Comunal Amarakaeri (RCA), donde vive el pueblo originario Harakbut que considera al monumento uno de sus sitios sagrados.

Cabe resaltar que en enero de este año, el sitio arqueológico Casa del Inca, dentro la Reserva Comunal Amarakaeri, también fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación.

La norma señala que cualquier obra nueva como caminos, carreteras, canales, denuncios mineros o agropecuarios y obras habitacionales, que puedan afectar al Rostro Harakbut, deberá de contar con la aprobación del órgano competente del Ministerio de Cultura.

Además, nombra a la Dirección de Catastro y Saneamiento Físico Legal de la Dirección General de Patrimonio Arqueológico Inmueble como el responsable de la inscripción del sitio arqueológico en Registros Públicos y en el Sistema de Información Nacional de los Bienes de Propiedad Estatal (Sinabip), de ser el caso, como patrimonio cultural de la Nación.

La resolución indica que se remite una copia certificada del documento, su expediente de declaratoria y expediente técnico al Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) para los fines correspondientes. La resolución fue firmada por la viceministra de Patrimonio Cultura e Industrias Culturales, Leslie Carol Urteaga Peña.