Congresistas de cinco bancadas ya pusieron en la mira a la Sunedu

Conflicto de intereses. Legisladores de Renovación Popular, Fuerza Popular, Perú Libre, APP y Podemos tienen vínculos con universidades privadas y pretenden un retroceso.

Congresistas tienen serio vínculos con universidades privadas.
Congresistas tienen serio vínculos con universidades privadas.
Carlos  Contreras

Otra vez en la mira. En este primer mes en funciones, congresistas de al menos cinco bancadas han mostrado una posición contraria a la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), la cual logró otorgar el licenciamiento a 94 universidades y denegó la autorización a otras 51 por no cumplir con las condiciones básicas de calidad.

Pues bien, todos tienen conflicto de intereses por estar vinculados a universidades privadas.

El primero de ellos es el legislador de Renovación Popular Esdras Ricardo Medina, quien ha sido elegido presidente de la Comisión de Educación. Él, en uno de sus primeros anuncios, aseveró que “de todas maneras” solicitarán explicaciones a la Sunedu en torno al cierre de algunas universidades que son “fundamentales” en regiones. Agregó que se busca saber si se ha medido con la misma vara.

“Nos corresponde investigar, fiscalizar, y eso se dará a conocer porque se han visto afectados miles de estudiantes”, precisó tras señalar que la propuesta de darles una segunda oportunidad a las universidades con licencia denegada (48 privadas y 3 públicas) dependerá de una evaluación conjunta que se hará con la Sunedu.

Medina ha estudiado una maestría en la Universidad Néstor Cáceres Velásquez de Puno, que en marzo del 2020 no alcanzó el licenciamiento.

“Reestructurar Sunedu”

Una posición similar tiene el vicepresidente de la Comisión de Educación, el parlamentario Alex Paredes, de Perú Libre, la bancada de Gobierno. Él ha señalado que, de ser necesario, se tendrá que hacer una reestructuración de la Sunedu, porque existen “muchas consultorías” y “trabajadores sin títulos”. Paredes es abogado egresado de la Universidad José Carlos Mariátegui de Moquegua, también sin licenciamiento por no demostrar condiciones mínimas.

Vínculos familiares

Otra congresista con claro conflicto de intereses es María Acuña Peralta, hermana de César Acuña, dueño de la Universidad César Vallejo y líder de Alianza para el Progreso (APP). Ella ha propuesto crear “una comisión especial de control y acompañamiento” a las comisiones reorganizadoras de las universidades públicas que no lograron el licenciamiento (la San Luis Gonzaga de Ica, la Pedro Ruiz Gallo de Lambayeque y la Ciro Alegría de La Libertad).

Ella es abogada de la Universidad Señor de Sipán, con licenciamiento y cuyo presidente de directorio y gerente general es el exlegislador Richard Acuña.

Jueces y parte

En la Comisión de Educación también están dos integrantes de universidades privadas. El primero es el parlamentario de Fuerza Popular David Jiménez, quien es presidente de la Junta de Accionistas de la Universidad Privada de Huancayo Franklin Roosevelt, con licenciamiento.

El segundo es el congresista José Luis Elías, de Podemos Perú, la bancada de José Luna Gálvez, dueño de Telesup. Elías es fundador de la Universidad San Juan Bautista, con autorización para operar en Ica y Lima.

Él, en el 2014 cuando era de las filas de Fuerza Popular, mostró una férrea oposición a la Ley Universitaria. Ninguno de los dos contestó el teléfono.

“La ciudadanía debe continuar alerta y activa”

El investigador Hugo Ñopo afirmó que la ciudadanía debe estar alerta y activa ante cualquier amenaza de tumbarse la Sunedu bajo intereses empresariales y políticos.

El extitular del Minedu Martín Benavides recordó que durante los dos últimos Congresos se llegaron a crear más de cinco comisiones investigadoras sin comprobarse ninguna irregularidad.

El exministro Ricardo Cuenca dejó un proyecto para que la Sunedu evalúe a los institutos.