EN VIVO - ¡Boca Juniors campeón de la Copa Argentina! Vencieron 5-4 a Talleres en penales

En Arequipa 250.000 pobres necesitan bonos

Contención. Es la región donde aumentaron dramáticamente los índices de pobreza. Lo inmediato es empadronar a personas que viven con menos de S/ 360 para entregarles los bonos anunciados por el gobierno y los beneficios de los programas sociales. Lo segundo apunta a promover proyectos que generen empleo de calidad.

Banderas blancas. Familias recibieron ayuda en esta pandemia para poder sobrevivir.
Banderas blancas. Familias recibieron ayuda en esta pandemia para poder sobrevivir.
LR Arequipa

Elizabeth Huanca

250.000 personas en Arequipa viven en pobreza monetaria, con menos de S/360 al mes, cantidad ínfima para atender sus necesidades indispensables.

La situación de la región mistiana es crítica. En 2019, de cien habitantes seis estaban en indigencia monetaria, ahora esa cifra alcanza los 18.

Una de ellas es Gregoria Zamora Vilca, madre soltera con dos hijos y que padece de una discapacidad física. Antes de la emergencia sanitaria, ella vendía papa rebosada y sandiwch. Ganaba al día S/ 20 y en los mejores momentos, S/ 30 o S/ 40. Cuando el gobierno decretó la cuarentena total en marzo de 2020, Gregoria y sus hijos se quedaron en el aire. Juntos a sus vecinos, en la parte alta del distrito Cayma, organizaron una “olla común” para dar de comer con un sol a las familias que se habían quedado sin empleo. Esta iniciativa popular, que se replica en varias partes del país, ha permitido que Gregoria y alrededor de 167 familias de este lugar no mueran, por lo menos sobrevivan.

Gregoria sabe que esto no es suficiente. Por las restricciones sanitarias no vende alimentos en la calle. Ahora se recursea limpiando casas tres ves a la semana. Por día gana S/ 10, lo que le da un respiro para no ahogarse en la miseria.

La pandemia dio el golpe de gracia. La región mistiana, antes de la emergencia sanitaria, ya venía mal. Faltan proyectos e inversiones que generen empleos de calidad.

Con las cifras en crudo qué alternativas hay sobre la mesa.

El Representante del Defensor del Pueblo en Arequipa, Ángel María Manrique plantea dos medidas urgentes para aliviar a mediano plazo la situación de las familias pobres. La primera involucra directamente a los municipios distritales de la región. Deben activar sus Unidades Locales de Empadronamiento (ULE) para identificar con nombre y apellido. La data actualizará el Sistema de Focalización de Hogares (SISFOH), padrón que registra a personas en situación de pobreza o vulnerabilidad a través de una Clasificación Socioeconómica. El objetivo es que esas personas accedan a los programas como el Sistema Integral de Salud (SIS), Pensión 65, Contigo, etc. Además recibir los bonos proyectados por el gobierno. Para el representante del defensor del pueblo, esa información debe actualizarse.

Manrique revela que en julio pasado, con apoyo de técnicos especialistas, todos los municipios distritales fueron capacitados en la actualización del SISFOH. Las ULE debieron reactivarse en agosto. El plazo para refrescar la data concluye en setiembre. De no cumplir con esta exigencia, la Defensoría denunciará ante la Contraloría a los alcaldes.

Plan de inversiones

La segunda medida, está relacionada al rol del gobernador regional, Elmer Cáceres y el alcalde provincial, Omar Candia. El defensor es claro. Dada la coyuntura, es hora que ambas autoridades convoquen al sector privado para definir y presentar el “Plan de inversiones público-privado para el 2021-2022”. El fin de ello es destrabar y retomar proyectos para generar empleo.

Este último planteamiento es clave para reactivar la economía en la región. El especialista del Centro de Estudios en Economía y Empresa de la Universidad Católica San Pablo (UCSP), Ronald Arela, señala que la única forma de revertir los trágicos indicadores de pobreza es generando empleo. Explica que la inversión pública, pero sobre todo la privada, son vitales.

Arela refiere que hay indicadores positivos que juegan a favor de la Región. Por ejemplo, se advierte el despegue del sector construcción. Entre enero y mayo de 2021 este creció 102%, guiado especialmente por la reactivación de obras públicas.

La proyección de crecimiento económico para este año en Arequipa, es de 13.1%, superior al 11% a nivel nacional. El mejor gasto público contribuirá a ello.

Inversión de US$ 1000 millones espera

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa (CCIA), Luis Caballero señala que desde el sector privado hay disposición de trabajar articuladamente con el Gobierno Regional para destrabar proyectos encarpetados. Comenta que buscará una cita con él para trabajar de manera conjunta.

Recuerda que hay una cartera postergada con 13 proyectos identificados por alrededor de US$ 1,000 no concretados desde la gestión anterior. Entre ellos figuran la remodelación del hospital Honorio Delgado, Goyeneche, vía Arequipa-La Joya, accesos al Puente Chilina y otros. Su ejecución ayudaría a generar empleo.

No obstante, Caballero es directo, refiere que la inversión privada será determinante para reducir la pobreza. Por lo que es necesario empezar a concretar Majes II, Lluta y Llucla, Zafranal y Pampas de Pongo.

Obras que reactivan la economía en Arequipa.