Arequipa: UNSA secuenciará genomas del coronavirus para identificar nuevas variantes

En el laboratorio de Biología Molecular de la UNSA, se analizarán 200 muestras del virus detectadas en Arequipa. Resultados servirán para identificar nuevas variantes y realizar cercos epidemiológicos.

Muestras serán analizadas en el laboratorio de Biología Molecular de la UNSA. Foto: archivo
Muestras serán analizadas en el laboratorio de Biología Molecular de la UNSA. Foto: archivo
LR Arequipa

Durante los próximos seis meses, la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa (UNSA) realizará el secuenciamiento de genomas del coronavirus en su laboratorio de Recursos Genéticos y Genética Molecular.

La casa agustina informó que se analizarán 200 muestras del virus detectadas en la región hasta diciembre del presente año.

El director del laboratorio de Biología Molecular de la UNSA, Jorge Ballón Echegaray, y la Dr. María Rosario Valderrama Valencia, junto a destacados biólogos y técnicos, son los responsables de desarrollar este proyecto.

El 2020, biólogos de la UNSA viajaron a Lima para realizar una capacitación en las instalaciones Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH). En aquella ocasión, los especialistas de la UNSA fueron invitados para participar del Proyecto de Investigación, que ganó fondos concursables de Prociencia en calidad de Universidad Asociada, conjuntamente con la Universidad Toribio Rodríguez de Mendoza de Chachapoyas.

Esta semana, el investigador Pablo Tsukayama Cisneros, llegó a la Ciudad Blanca junto a su equipo de la UPCH para estandarizar la técnica y los protocolos de seguridad en la manipulación y procesamiento de las muestras en el Laboratorio de Genética y Recursos Genéticos de la UNSA.

Resultados

Los informes y análisis bioinformáticos resultantes del trabajo se discutirán en mesas de trabajo en los próximos meses. Además, con los resultados esperan colaborar en proporcionar datos e información que les permita a las autoridades de salud tomar las medidas adecuadas basadas en evidencia para generar cercos epidemiológicos y combatir la pandemia.

Los especialistas agregaron que, al identificar nuevas variantes, es factible hacer el rastreo y levantar los cercos epidemiológicos necesarios para evitar que estas salgan de determinados espacios geográficos.

El director del laboratorio de Biología Molecular de la UNSA agregó que, mientras más lento sea el proceso de vacunación, la posibilidad de que se presenten nuevas variantes se incrementa por la transmisión de la enfermedad.

La demora implica el riesgo de que las nuevas características que tenga el virus lo hagan más transmisible, aumente su letalidad, modifique la evolución del cuadro clínico y evite que sea detectado por las pruebas de diagnóstico que actualmente se utilizan o que la efectividad de las vacunas disminuya.