Toribio Pacheco, el canciller arequipeño del 2 de mayo

Legado. Jurista articuló la defensa continental para impedir que España ocupe sus colonias. Protestó por la amenaza de invasión a Paraguay.

Vida inconclusa. Pacheco murió muy joven víctima de la fiebre amarilla después de una carrera diplomática notable.
Vida inconclusa. Pacheco murió muy joven víctima de la fiebre amarilla después de una carrera diplomática notable.
Brenda Flores - Castro

Arequipa es conocida por ser la cuna de personajes ilustres que formaron parte de la historia peruana. En esa larga lista de nombres está Toribio Pacheco y Rivero, quien pese a su muerte prematura, ejerció varios cargos. Se desempeñó como ministro de Relaciones Exteriores, dos veces Fiscal de la Nación, jurista y periodista.

“Es uno de los pocos arequipeños con proyección continental por su defensa americanista, pero aparte de eso está su gran capacidad intelectual”, señala Mario Rommel Arce, historiador y director de la Biblioteca Municipal.

Pacheco nació el 17 de abril de 1828 en la ciudad mistiana. Fue hijo de Toribio Pacheco y de Manuela de Rivero y Ustariz. Realizó sus estudios primarios en Arequipa y Puno y los superiores en Europa hasta graduarse como Doctor en Ciencias Políticas y Administrativas. De regreso en su ciudad natal fue nombrado en 1853 como director del Colegio de la Independencia Americana y se graduó de abogado.

El arequipeño asumió el cargo de ministro de Relaciones Exteriores en 1864 durante el gobierno del general Juan Antonio Pezet. Renuncia con el gabinete Manuel Costas.

Al poco tiempo, el jurista se sumó a la revolución restauradora que en Arequipa dirigía el coronel Mariano Ignacio Prado contra la firma del Tratado Vivanco – Pareja, en 1865, considerado lesivo ante las pretensiones de España de reconquistar sus antiguas colonias en Sudamérica.

Es así que Prado asume la jefatura suprema de la República y Pacheco el de secretario de Estado en el despacho de Relaciones Exteriores, siendo la etapa de su vida más conocida como el canciller del 2 de mayo. Desde ahí promueve la cuádruple alianza que integraba Chile, Bolivia y el Ecuador para contrarrestar el ataque de la escuadra española que amenazaba las costas del Pacífico sur.

Luego elaboró notas de protesta, en representación del gobierno peruano, a la amenaza de invasión contra el Paraguay, país enfrascado en guerras con Brasil, Argentina y Uruguay que pretendían arrebatarle su territorio.

Pacheco ejerció como periodista. Desde las columnas del periódico Heraldo de Lima mostró su oposición al entonces presidente Ramón Castilla. Asimismo, dirigió el diario El Regenador en Arequipa.

El jurista fue también considerado precursor del derecho constitucional peruano por la publicación del folleto “Cuestiones Constitucionales” en 1854 y “El Tratado de Derecho Civil”, entre 1860 y 1864, que significó tres tomos. Sin embargo, la obra quedó inclusa por su pronta partida.

El 15 de mayo de 1868 murió a consecuencia de la epidemia de fiebre amarilla en Lima. Tenía solo 40 años. Dos meses antes había fallecido su esposa Josefina Hercelles.

Homenajes

Pacheco recibió una serie de homenajes póstumos por su gran legado. Con motivo del centenario de su nacimiento, se develó una placa conmemorativa ofrendada por el gobierno del presidente Augusto B. Leguía en la casona de la calle Sucre donde nació.

Actualmente, su retrato se encuentra en las galerías de jurisconsultos ilustres y magistrados notables del Colegio de Abogados de Arequipa y de arequipeños ilustres del Museo Histórico Municipal.

Estos homenajes trascendieron hacia el ámbito internacional. En reconocimiento al gesto solidario de defensa de la soberanía de Paraguay, se develó en el 2016 un busto de Toribio Pacheco en la plaza de La República del Perú en la capital de Asunción. Incluso una de las principales avenidas de dicha ciudad lleva su nombre.

Un micro documental

La Biblioteca Municipal estrenó su segunda serie de micro documentales denominada “Arequipeños forjadores de la República”, donde se difundirá la biografía de importantes personajes que datan del siglo XIX y XX. El primer video fue de Toribio Pacheco.

La primera serie “Arequipeños forjadores de la independencia” estuvo compuesta por once proyectos audiovisuales, con motivo del bicentenario del Perú.

“La intención es usar las herramientas tecnológicas para poder difundir historias de vida”, señala Mario Rommel Arce, director del mencionado recinto bibliográfico. Los micro documentales pueden verse en la página de Facebook de la Biblioteca Municipal.