Cusco: incendios arrasaron con 3.500 hectáreas y no identifican a los responsables

Impunidad. Las sanciones para los pirómanos están precisadas empero la mayoría de sospechosos es inimputable.

La Republica
Desastre. Incendio ocurrido en Quispicanchi se barrió 3000 hectáreas de bosques secos.
Luis Álvarez Guevara

Cinco días demoraron las brigadas para apagar dos incendios forestales en los distritos de Lucre y Andahuaylillas, provincia de Quispicanchi, región Cusco. Se estima que las llamas arrasaron 3.000 hectáreas de bosques y fauna que habita esa área.

El jefe de la Oficina de Gestión de Riesgo y Seguridad del Gobierno Regional (Gore)- Cusco, Roberto Abarca, precisó que son 91 siniestros en este año y más de 3.500 hectáreas quemadas. Lo de Quispicanchi califica como catástrofe, representa el 86% de bosques quemados este año.

La mayoría de siniestros se origina por una antigua práctica agrícola conocida como “roce”. Esta consiste en la quema de pastos en los terrenos de cultivo. Ello permite eliminar las malezas del terreno antes de una nueva siembra.

En otros casos, las llamas se prendieron por ritos como la ofrenda a la tierra. Solo un 10% de los siniestros son por causas naturales.

Crimen sin castigo

Los autores de un incendio son castigados hasta con seis años de cárcel y, si existen agravantes como la muerte de personas, la condena se incrementa a 12 años. Pese a ello, hasta el momento, en la región imperial ,no se cuenta con una sentencia efectiva contra los presuntos responsables. Además en el 70% de los siniestros se desconoce a los culpables.

El año 2020 en Ocongante y Quispicanchi, murieron ocho comuneros tras un dantesco incendio.

“El año pasado hubo 344 incendios forestales y debería existir un número considerable de procesos o investigados, sin embargo, se señala como responsables a personas inimputables como menores de edad o adultos mayores de 75 años. En las comunidades nadie quiere denunciar al familiar o al vecino. Debemos buscar otros mecanismos de sanción” dijo el funcionario.

Hace más de un año en el Gore- Cusco, se trabaja una iniciativa para disminuir las incidencias y efectos de los incendios forestales originados por la mala costumbre del roce. La propuesta consiste en realizar las quemas bajo supervisión especializada, previo permiso de los gobiernos distritales. Para ello se debe cambiar las normas mediante un proyecto Ley.

21 % de Cusco en riesgo muy alto

El Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (Cenepred), advirtió que el 21.6% de la superficie de la región Cusco está expuesta a riesgo muy alto, mientras que el 4.1% a riesgo alto por la ocurrencia de estos fenómenos.

Las áreas de riesgo están en las provincias de Chumbivilcas, Espinar, Quispicanchi, Canchis y La Convención.