Decomisan 2.257 kilos de cocaína en contenedor cargado con café

Narcos en el puerto del Callao. Una empresa exportadora es investigada por la Dirandro. La droga iba hacia Bélgica y está valorizada en 90 millones de dólares.

Operativo. Agentes de la Dirandro y de la Fiscalía extrajeron la droga del contenedor intervenido. La investigación continúa. Foto: difusión
Operativo. Agentes de la Dirandro y de la Fiscalía extrajeron la droga del contenedor intervenido. La investigación continúa. Foto: difusión
Óscar Chumpitaz

Mezclado dentro de un container lleno de café verde orgánico a granel, brigadas de la Dirección Antidrogas (Dirandro) y de la Intendencia Nacional de Control Aduanero detectaron un cargamento de 2.257 kilos de cocaína que tenía como destino final el puerto de Amberes, el más importante de Bélgica.

La droga tendría un valor de 90 307 000 dólares en el mercado negro de Europa, indicaron los investigadores.

El café contaminado estaba oculto en el contenedor CMAU- 3206704 e iba a ser embarcado en el buque carguero Cartagena Express que llegó de Chile.

Fue descubierto en el puerto marítimo DP World Callao, tras una investigación de la División de Inteligencia Aduanera en el marco del Plan Onaces II. Al cierre de esta edición, nadie había sido detenido.

Fuentes del caso revelaron a La República que el contenedor tiene por empresa exportadora a la cooperativa agraria cafetera La Florida, la cual declaró como mercancía café verde 100% orgánico. La Dirandro ya lo investiga.

Son 2.144 ‘ladrillos’

Ladrillo, cocaína, Dirandro.

Lo primero que se hizo fue pasar el cargamento, que estaba bajo sospecha, a través de un escáner. “Detectamos que los bultos eran irregulares. Por eso trajimos a los perros adiestrados en detección de drogas para que hicieran su trabajo. Así confirmamos la presencia de cocaína”, indicaron agentes de la Dirandro.

El cargamento de droga estaba compuesto por 2.144 ‘ladrillos’ embalados en 71 paquetes recubiertos por envoltorios tipo big bag de alta densidad.

El operativo, que contó con el apoyo de la Segunda Fiscalía Provincial Corporativa especializada en tráfico ilícito de drogas del Callao, se realizó a partir de un análisis sobre una empresa con amplia trayectoria en la industria cafetera.

Según las fuentes a cargo de la investigación, lo primero que llamó la atención fue que los documentos relacionados con este envío en particular habían sido presentados a las autoridades por unos apoderados de la empresa, y no por sus representantes directos como había ocurrido con otras cargas de exportación.

Droga tiene 11 marcas

Investigación, DP World Callao.

Una revisión en el lugar del cargamento en cuestión fue lo que permitió detectar la droga.

Los ‘ladrillos’ de cocaína tenían acuñados distintos logotipos como, por ejemplo, una corona del rey de España, una marca Perú, una pistola, un lobo, una cruz; así como las palabras Roma, Raúl o RAT. Se encontraron precintos de seguridad clonados para pasar los controles. “Es un cargamento difícil de revisar porque los granos de café son muchos y muy pequeños”, precisaron agentes de la investigación. “Pese a ello determinamos que se trata de droga de máxima pureza”.

El fiscal Fidel Fernández Calderón, a cargo de este caso, dijo que según las características del acondicionamiento, la modalidad es el ‘preñado’.

La mercadería ilegal se encuentra en custodia de la Dirección Antidrogas. La mayor parte fue elaborada en el Vraem.

La droga sale del Vraem

El pasado 16 de junio fueron incineradas 33 toneladas de droga, entre ellas 13.400 kilos de pasta básica de cocaína, 7.600 kilos de clorhidrato de cocaína y más de 9.000 kilos de marihuana; así como látex de opio y otras sustancias como anfetamínicos, éxtasis y psilocibina.

Estas drogas fueron decomisadas desde el mes de abril en diversas acciones de interdicción realizadas por la Dirección Antidrogas y otras unidades especializadas en diversas zonas del país, como el Vraem.

Claves

Travesía. El buque que llegó de Chile iba a Colombia y luego a Bélgica.

Sospecha. El contenedor estuvo primero en la mira de la BOE de Aduanas que avisó a la PNP.