Sin Fronteras, cuatro años de servicio a migrantes y personas sin hogar en SJL

Desde 2017, el albergue fundado por René Cobeña brinda cobijo a quienes dejaron Venezuela debido a la crisis y también a los connacionales sin recursos.

En octubre de 2018, Angelina Jolie lo visitó como embajadora de la Agencia de las Naciones Unidas. Foto: captura
En octubre de 2018, Angelina Jolie lo visitó como embajadora de la Agencia de las Naciones Unidas. Foto: captura
Sociedad LR

Sin Fronteras, el albergue dirigido por René Cobeña en San Juan de Lurigancho, ha cumplido cuatro años de fundación descentralizando su ayuda: no solamente seguirá atendiendo a migrantes venezolanos, sino también a connacionales sin cobijo, como lo hace desde hace semanas.

Así lo anunció Cobeña luego de una ceremonia simbólica en la calle Los Olmos del populoso distrito. “La necesidad es global, y lo hemos comprobado paulatinamente con los duros golpes de la pandemia”, señala a este diario.

“A raíz de esas imágenes de las banderas blancas en los cerros que clamaban ayuda, cambiamos el rumbo y ahora abrimos los brazos a cualquiera que nos necesite”, remarca.

Por Sin Fronteras han pasado migrantes venezolanos que caminaron a lo largo de un mes, sobrevivientes de violencia doméstica que huyeron del régimen, pacientes con discapacidad mental, VIH y enfermedades neoplásicas, además de adultos mayores vulnerables.

Además, se ha emprendido cruzadas solidaria para distribuir medicina y víveres a las zonas más golpeadas y alejadas del distrito, o para contribuir a las ollas comunes y desinfección gratuita a través del Comando anti-COVID-19, que Cobeña organizó con los albergados.

“La mayoría de vecinos se ha quedado sin trabajo, tiene familiares enfermos, ya no tiene para sustentar su canasta básica. Estamos haciendo énfasis en estos días de cierre general, pero la ayuda la brindamos a lo largo del año”, dice Cobeña.

El empresario viene trabajando con capacitaciones de emprendimiento tanto a los migrantes como a los vecinos de SJL. “No solo se trata de asistirlos, sino también de ponerlos en capacidad de que sean gestores de su propio cambio. Por eso, los asesoramos y, si es posible, les otorgamos capital semilla”, añade.

En octubre de 2018, Angelina Jolie lo visitó como embajadora de la Agencia de las Naciones Unidas. Sin Fronteras recibe apoyo de la Fundación Acción contra el hambre y Acnur, cuya ayuda va dirigida a los migrantes, mientras que René Cobeña y su esposa, Suzette Clavijo, gestionan recursos propios para los demás albergados.

Ayuda sin bandera

“Nos gusta, sentimos que estamos aportando algo porque nos recibieron, damos un grano de arena, pero sale del fondo, vea, y eso es lo que cuenta— dice Daniel Rojas Méndez.

“Independientemente de nacionalidad o credo, existe el corazón grande y la disposición de aportar” interviene el ingeniero Carlos Sandoval Onec, extrabajador de Corpoelec, la otrora segunda empresa mejor pagada en Venezuela. Debió renunciar a su cargo y a un puesto político para huir con toda su familia. Lo investigaban. “Gracias a Dios conocí a René y a su equipo. Es un amor que no tiene precio”, remarcó.

Ambos albergados conformaron el comando anti-COVID-19, que ayudó en plena crisis de la pandemia.

Newsletter COVID-19: La República

Suscríbete aquí al boletín de La República y recibe a diario en tu correo electrónico toda la información sobre el estado de emergencia y la pandemia.