Chiclayo: Contraloría evalúa iniciar proceso de control por caso Alimentos Qali Warma en MPCH

La subgerencia de Evaluación de Denuncias solicitó documentación al ayuntamiento, luego de que primer regidor distribuyó paquetes con alimentos en el distrito de Reque.

La Contraloría solicitó documentos relacionados a los alimentos que entregó Junior Vásquez en Reque. Foto: composición La República
La Contraloría solicitó documentos relacionados a los alimentos que entregó Junior Vásquez en Reque. Foto: composición La República
Ysela  Vega

La Contraloría General de la República intervino en el caso de la entrega de alimentos del Programa Nacional de Alimentación Escolar Qali Warma que realizó el primer regidor de la Municipalidad Provincial de Chiclayo (MPCH), Junior Vásquez, lo que conllevó a una investigación de la Fiscalía Anticorrupción de Lambayeque.

La subgerencia de Evaluación de Denuncias solicitó al ayuntamiento la documentación con relación a la recepción de productos alimenticios que realizó Qali Warma para la población vulnerable, como son comedores populares, juntas vecinales y organizaciones de ayuda social.

De esta manera, la Contraloría determinará si procede o no la activación de un servicio de control que permitiría identificar responsabilidades en la entrega de paquetes de alimentos que realizó Junior Vásquez en el distrito de Reque, donde fue alcalde en el período 2015-2018.

En tanto, la Fiscalía Anticorrupción continúa con las diligencias en el marco de la investigación preliminar que existe por este hecho, el cual también compromete a la Gerencia de Programas Sociales de la MPCH.

Piden mejorar control

Por su parte, el jefe de la Oficina Defensorial de Lambayeque, Julio Hidalgo Reyes señaló a La República que, a consecuencia de los hallazgos, se recomendó al alcalde Marcos Gasco la implementación inmediata de la cartilla de Control Visible de Almacén (Bincard) conforme a la norma vigente.

Hidalgo instó a dicho municipio a elaborar el padrón de beneficiarios para una adecuada focalización del público objetivo, ya que el programa Qali Warma está dirigido a adultos mayores, niños, niñas y mujeres gestantes en situación de vulnerabilidad.

Finalmente, exigió que el proceso de distribución de los alimentos debe estar exento de proselitismo político conforme a la Ley del Código de Ética de la función pública.