Nuevo plan afecta 13 hectáreas de campiña y área arqueológica de Arequipa

Plamcha. La República accedió a un documento que da cuenta de 20 observaciones al plan maestro del centro histórico en donde prevén habilitar como zonas urbanas Tocrahuasi, Carmen Alto y otras. Unesco podría quitarle el título de patrimonio mundial.

La Republica
La quinta salas. Este terreno aledaño a las riberas del río Chili era llamado a convertirse un pulmón verde, con el nuevo plan urbano pretenden modifcarse en zona recreacional.
LR Arequipa

Elizabeth Huanca

El centro histórico de Arequipa es patrimonio cultural del mundo. La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) le concedió este título en 2000 no solo por su arquitectura que tiene como piedra angular al sillar, también por la belleza de su campiña, área verde aledaña amenazada por la voracidad de las inmobiliarias.

El nuevo Plan Maestro del Centro Histórico de Arequipa y Zona Amortiguamiento – (PlaMCha) elaborado por la municipalidad provincial vulneraría zonas de campiña y arqueológicas.

Este instrumento técnico-normativo que regirá hasta el 2031, orienta la gestión urbana, el uso del suelo, los programas, proyectos, las intervenciones públicas y privadas en el corazón de la ciudad.

El PlaMCha, en manos del Instituto Municipal de Planeamiento (IMPLA), será elevado en las próximas semanas al Concejo Municipal para su aprobación. Sin embargo, documentos a los que accedió La República, revelan que posee hasta 20 observaciones. Los cuestionamientos advierten la urbanización de trece hectáreas intangibles de la zona de amortiguamiento del Cercado, Cayma y Alto Selva Alegre.

El nuevo instrumento considera avalar habilitaciones urbanas en el área arqueológica de Tocrahuasi (Cayma), Carmen Alto que tiene paisaje agrícola y vestigios arqueológicos. Los terrenos donde se sitúa la Universidad San Pablo ya no tendrán denominación agrícola, será zona de educación. También la Quinta Salas (Puente Bajo Grau) se le dará uso recreativo para permitir su urbanización.

El mismo riesgo corren Los Farallones de Alto Selva Alegre, el Fundo San Isidro y el puente del mismo nombre, entre otras.

Insistir con la urbanización de estas áreas contravendrían las recomendaciones de la comisión de la Unesco. En las visitas que hizo a la ciudad en 2008 y 2014 pidió incorporar estas áreas a la zona protegida. Estas sugerencias fueron acatadas por la comuna con la ordenanza municipal N°764-2012 que declara la nueva delimitación del centro histórico y zona de amortiguamiento. Además se complementa con las 739-2012 y 755-2014. Las dos últimas están relacionadas a la protección de la cuenca urbana del Chili. Vulnerar las disposiciones pone en riesgo el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad que ostenta Arequipa, dicen varios especialistas.

Con la misma piedra

Otro aspecto no menos grave es que la actual gestión caería en los mismos errores del ex alcalde Alfredo Zegarra y sus regidores. Estos aprobaron el Plan de Desarrollo Metropolitano en 2016, el instrumento urbano de toda la provincia. Por ello, el Poder Judicial los condenó a cuatro años de pena suspendida e inhabilitación por 7 años. Permitieron alterar zonas protegidas del Centro Histórico, Tocrahuasi y Carmen Alto en Cayma. Sobre el PDM hay una sentencia judicial que prohíbe su aplicación mientras no se apruebe uno nuevo. La comuna plantea tener listo el documento para fin de año.

Tema complejo

El PlaMCha recorrió un largo camino. Su primera versión estuvo lista en 2016. Consideró las sugerencias dadas por Unesco. Obtuvo la opinión favorable del Ministerio de Cultura. Además de las validaciones técnicas y consulta pública en 2017.

El equipo Técnico de la Gerencia del Centro Histórico y zona Monumental entregó el borrador definitivo en 2018. Pese a que pasó todos los filtros este fue observado en su etapa final por el directorio del IMPLA, a cargo en ese entonces de Francisco Ampuero. Alegaron que era inaplicable debido a la medida cautelar que suspende el PDM.

Cambios repentinos

Con el inicio de la gestión de Omar Candia y la designación de German Cutimbo Ticona como nuevo gerente del IMPLA, la aprobación del PlaMcha se retomó. No obstante, el directorio hizo una observación vital. No debía contravenir la sentencia judicial que paralizó el PDM ni pasar por alto las recomendaciones de Unesco. Como se ha precisado este organismo mundial solicitó ampliar la zona de amortiguamiento del centro histórico. Eso significa incorporar Tocrahuasi, Carmen Alto, Fundo y Puente San Isidro como área protegida. Sin embargo, la orden judicial, exige que la delimitación se ciña a la ordenanza municipal 115-2001 que no incluye estas zonas en el área protegida.

Para cumplir ambas exigencias que resultan contradictorias, el regidor Julio Bernal Gordillo, titular de la comisión de Desarrollo Urbano de la comuna, instancia que también debe dar su visto bueno al PlaMcha, dio una salida legal. Esta consiste en aprobar el PlaMCHa incluyendo las zonas de Tocrahuasi, Carmen Alto y San Isidro, pero dejando en suspenso su incorporación, amparados en la figura legal del “Vacatio Legis” hasta que se apruebe el PDM. Con ello se cumpliría con ambas exigencias.

El 12 de febrero pasado el alcalde provincial Omar Candia, dio luz verde a esa salida y exigió un cronograma para la aprobación urgente del PlaMcha. Adicionalmente, el 04 de Marzo del 2021, mediante el Oficio N°000360-2021, el Ministerio de Cultura también dio opinión favorable a esta salida. De no contar con esta venia, la aprobación del documento técnico sería nulo y podría incluso invalidar la aprobación del PDM.

En ese contexto, el 17 de mayo de 2021, el equipo técnico del PlaMcha remitió la versión final y validada para que el Directorio del IMPLA lo apruebe.

Extrañamente, el 25 de junio último, el Gerente del IMPLA, hizo llegar una nueva propuesta de Zonificación al equipo técnico, donde se urbaniza las zonas protegidas e intangibles antes mencionadas (ver infografía). El comité devolvió el documento, haciendo las observaciones sin obtener respuesta clara a la fecha.

Habilitaciones urbanas en zonas agrícolas en Arequipa.

¿Por qué insistir en una propuesta que a todas luces perjudica la campiña y contraviene las recomendaciones de la Unesco y disposiciones del Poder Judicial? Cutimbo, en una breve conversación con este diario señala que todas las observaciones han sido levantadas. Agrega que se respetarán las recomendaciones de Unesco y del Ministerio de Cultura.

Omar Candia: “Si no hay consenso no se aprueba”

El alcalde Candia asegura que respetará la campiña y zonas arqueológicas en el PlaMcha. “Si hay alguna observación, seguro que el IMPLA y los regidores las corregirán”. La autoridad edil, señaló que el documento aun no cuenta con el informe positivo del IMPLA. Una vez afinado lo debatirá el pleno.

Mostró su rechazo a un posible cambio de uso. “No podemos cometer ese sinsentido”, comentó. Sin embargo, dijo se trata de un tema técnico, que se tendrá que evaluar (…) Que hayan consensos sino no se aprueba.

¿Garantiza que se va a respetar las recomendaciones de Unesco y fallo judicial en el PlaMcha? “A mí no me preocupa lo que diga Unesco sino Arequipa, hacer las cosas bien y sintonizar con las políticas que tenemos porque somos una ciudad patrimonio histórico de la ciudad con un museo vivo. Las zonas de campiña siempre han sido un tema de discusión pero que dan un valor intangible que debemos respetar”, finalizó.