Arequipa: cisma en Sedapar entre nuevo director y exgerente

Aguas separadas. Llegada de funcionario regional Javier Rospigliosi a Sedapar, generó la renuncia de Juan Carlos Córdova.

La Republica
Salida. Juan Carlos Córdova sostiene que su gestión es reconocida por la Sunass.
Wilder Pari

La llegada del nuevo representante del Gobierno Regional de Arequipa (GRA) en Sedapar, Javier Rospigliosi, produjo la renuncia del exgerente Juan Carlos Córdova. Su dimisión fue aceptada el viernes en sesión de directorio. Córdova advirtió sobre un intento de acaparamiento político en la empresa de agua potable y desagüe, pues dos de los tres directores son funcionarios de la gestión regional de Elmer Cáceres Llica.

Rospigliosi es funcionario del GRA, al igual que el otro director Luigui Mendoza, quien representa en Sedapar a la Municipalidad de Arequipa, pero también es gerente regional de Transportes, dependiente del GRA.

En rueda de prensa virtual, Rospigliosi tuvo duras palabras contra Córdova. Negó que haya pedido su dimisión como su primer acto de director en Sedapar (como señala el exgerente). Refiere que pidió que ponga su cargo a disposición, mientras se evaluaba su gestión. Pero a la vez criticó la gestión de Córdova, indicando que no cumplió las metas financieras, incluso cuestionó la calidad del agua. Córdova respondió que Rospigliosi tiene una mala lectura de los avances, pues desconoce el funcionamiento de las empresas de saneamiento.

El cortocircuito entre ambos es evidente, aunque dicen no conocerse de antes. “Que (Córdova) no sea un llorón, que asuma responsabilidades y rinda cuentas”, dijo Rospigliosi. “Yo no estoy llorando. Estoy alertando de una intención de politización de la empresa, por personas que no conocen en absoluto el tema de saneamiento”, respondió el exgerente.

Rospigliosi negó que su llegada implique una politización de la empresa, aunque sostuvo que ahora trabajarán de cerca con el gobernador regional y los alcaldes. Refirió que Córdova nunca quiso acercarse a las autoridades. El exgerente, sostiene que trató de mantener un perfil técnico en la empresa y que se negó a participar en ceremonias de obras que no estaban listas.

Por lo pronto, entre los nombres que se barajan para la gerencia general, está Richard Calvo, quien fue funcionario en la pasada gestión regional. Según Rospigliosi, las propuestas serán filtradas por las oficinas de Recursos Humanos y Asesoría Legal.