UNI: estudiantes desarrollan sistema de energía para carga rápida de aparatos eléctricos

Los jóvenes elaboran una nueva tecnología en el Perú que consiste en unos supercapacitores para almacenar energía y disponer de ella para el cargado de aparatos eléctricos.

En este proyecto, la UNI recibió financiamiento del Banco Mundial. Foto: difusión
En este proyecto, la UNI recibió financiamiento del Banco Mundial. Foto: difusión
Sociedad LR

Supercapacitores es el nombre asignado por los investigadores de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) a los sistemas de almacenamiento que se encuentran desarrollando para el cargado rápido de dispositivos eléctricos portátiles, como hervidores de agua, celulares, enrutadores de internet y hasta vehículos eléctricos menores.

Los estudiantes de la UNI vienen estudiando capacitores desde hace cuatro años, pues es una tecnología nueva para el país. Aquí no se fabrican y tienen que ser importados”, dijo la especialista en química nuclear y coordinadora técnica del proyecto, Angélica Baena, en Diálogo Abierto.

El uso de supercapacitores, usado para almacenar energía, servirá para el cargado de vehículos eléctricos menores, como los mototaxis y autos, los cuales en la actualidad generan gases de efecto invernadero que comprometen y afectan el medio ambiente.

En esa corriente, la investigación emplea materiales económicos y estratégicos, ya que proporcionan aumento en la capacidad de almacenamiento de carga.

Para esta tecnología, estamos empleando desechos como la coronta del maíz morado, cáscaras de naranja, cáscara de pistacho, polos de algodón en desuso, corona de piña, entre otros, que son aprovechados mediante tratamiento térmico para generar carbón como material base o ‘estrella’ que permita almacenar mucha carga; por ello, venimos explorando diversos materiales”, indicó la especialista.

En la actualidad, el Perú no produce supercapacitores, por tal motivo esta iniciativa estaría generando por primera vez la tecnología para el cargado de dispositivos eléctricos portátiles. En ese sentido, el proyecto es realizado por estudiantes de pregrado y posgrado de la UNI y reciben el financiamiento de Prociencia y el Banco Mundial.